Comentarios 1

VANIDAD DE VANIDADES por José Campanario Alvarez

|



VANIDAD DE VANIDADES



La imagen recurrente que todos tenemos por haberla visto repetida en las películas, del mafioso saliendo de los oficios dominicales matutinos, con traje reluciente y ostentoso, acompañado por su esposa repleta de pieles y a la que le abre la puerta del Rolls el hombre de confianza, traje barato y sombrero que casi le oculta el rostro, se sigue manteniendo a lo largo del tiempo. Es lo que muchos sociólogos han analizado tratando de averiguar la relación religiosidad-delincuencia organizada. De todas formas es el estereotipo de la mafia calabresa de los años 30 del pasado siglo.


Hoy se da más el tipo que hace ostentación de billetera repleta y comportamiento de nuevo rico. Su afición por los restaurantes caros, los coches de lujo, las fotos con personas importantes, los yates y los “chaleres” de cinco mil metros de parcela con cuatro cámaras de seguridad, son algo más moderno, más acorde con los tiempos actuales. De todas formas, sobre todo en nuestro país y mucho más habitual en nuestra tierra, en Andalucía, las “aficiones” religiosas de estos nuevos ricos son el pan nuestro de cada día. Es la doble moral en la que viven sus contradicciones estos individuos: pisotean y explotan a los que tienen bajo su paraguas dominador, pagan salarios de miseria, hacen regalos de lujo para conseguir favores de los que les interesa y luego completan su otra mitad haciendo donaciones “altruistas”, invitando a cenas de gala a todo el que se siente en un sillón desde el que se pueda favorecer al anfitrión, pagando galas a imágenes o haciendo donaciones a ONGs. Desde luego todo con la condición de que se sepa, casi de forma accidental, sin que se note mucho, quién es el benefactor de la causa de la que se trate.


(Eclesiastés 12:8:Vanidad de vanidades, dijo el Predicador, todo vanidad)


La doble moral, el aparentar, llenar de vanidad el pecho es un mal hábito de nuestra sociedad, no sólo de la sociedad actual, ésta del siglo XXI, por el contrario, viene de lejos costumbre tan hispana. Famosos, y tristes, son los episodios en los que en nuestro país sacaban bajo palio al dictador, pequeño en estatura y en inteligencia aunque con raíces profundas y dañinas llenas de malicia. Tuve la suerte de no verlo nunca en tales circunstancias, ni en persona, pero seguro que crecía casi medio metro, falta le hacía, cuando salía bajo el toldo ornamental. Vanidad, pura vanidad.


Es la doble moral de saberse culpable, de saber que sus comportamientos son indignos, que se es un delincuente al que protege la ley, una ley injusta, que no tiene otra forma de silenciar su propia conciencia, esos restos de conciencia que, muy de tarde en tarde, afloran en su mente y que no se atreve ni a reconocerse a sí mismo. Sabe, es consciente, de sus comportamientos inhumanos, pero le puede el cinismo. Por eso, cuando le sale “la mala conciencia” tiene que cubrirla con tapas de alcantarillas en forma de dádivas del más diverso estilo. Eso sí que parezca que es desprendido, que no da valor a lo material y que tiene en gran consideración la caridad o como quiera que se llame.


En Andalucía se da mucho este individuo en la vertiente religiosa. Donaciones millonarias a vírgenes, restauraciones de iglesias, casa abierta a los peregrinos en la romería por excelencia, pagar el bordado de un palio, etc. Son tantas las formas que adquieren estas ofrendas, que el catálogo se hace casi interminable. De todas maneras todos tenemos claro el planteamiento: potentado que dona, acto público agradeciendo la donación y la vanidad, por las nubes, casi a punto de reventar.


Me vienen a la memoria unas estrofas del poema del maestro que lleva por título “Coplas a la muerte de don Guido”

.Gran pagano,

se hizo hermano

de una santa cofradía;

el Jueves Santo salía,

llevando un cirio en la mano,

—¡aquel trueno!—,

vestido de nazareno.


Mejor y de forma más gráfica, imposible. Y es que don Antonio, además de un inmenso poeta, era un auténtico sabio.


José Campanario



(*) Nota del autor:

No pretendo generalizar ni mucho menos herir sentimientos auténticos, que son los de la mayoría de los que, de manera honrada, expresan sus vivencias y opiniones dando sentido a las manifestaciones religiosas. Desde aquí, insisto, mi respeto total y absoluto.

Si por casualidad alguien, de esta mayoría de personas sinceras se viera erróneamente reflejado, le presento mis disculpas y le digo rotundamente que no va por él, sino por esos “sepulcros blanqueados” que envilecen todo lo que tocan.

Comentarios 1
Cambioclimatico3


"Como bien explican en el blog culinario El comidista, el pan tucama original que gracias a mi menorquina madre he podido disfrutar desde que tengo uso de razón, comienza por un buen pan, de tipo payés, de estos que tienen huecos y espacios que serán colonizados en su momento por el aceite de oliva..."

Comenta
Muertos gurtel
Siento decepcionar a muchos de los incondicionales de Halloween, esa fiesta importada, de tradición celta y con mucho arraigo en los países sajones.
Comenta
Plantarunrbol

"Entre el ingenio del poeta cubano José Martí y la adaptación del relato de un mensajero del islam se hallan las razones de una recomendación principal: antes de dejar la vida –o de que esta nos deje- importa hacer tres cosas. A saber:..."

Comenta

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Periodistacontactaconnosotros
Seorganancapturatuconciencia

Por cada reproducción del video se dona un céntimo a la Asociación protectoras de animales 'Peludos de Córdoba' y ya ha conseguido recaudar 1.000€. El objetivo ahora es llegar a las doscientas mil reproducciones y continuar, al final del articulo insertamos el video, merece la pena conocer las historias que en el se cuenta y de paso se colabora con una buena causa. 

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
Op Azano Sevilla Editada.Imagenfija002

Los implicados son 3 personas, una de ellas, antigua cuidadora de la víctima, una anciana de 90 años.

Los autores del asesinato conocían perfectamente los hábitos de la víctima y dónde ocultaba el dinero.

Comenta
Trodereyes1
"El último rey que tuvo Carmona, hace ya un milenio más o menos, fue, como ya sabe usted, Al-Aziz ben Ishaq al-Mustazhir..."
Comenta
CALLECONGENTE 1
No, nos arruguemos, sobre todo, porque no tenemos ninguna razón para hacerlo.
Comenta
Amontero 2
La producción en serie no es propia de esta cadena de montaje, dispensada sea la comparación si en algo viene a propósito de la fotografía.
Comenta
016LLAMA
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
ANUNCIOCORTATEFORMATOMEDIANO
Bienvenidosrefugiados