Libertad de prensa
3 de mayo
Comentarios 1

LO POLÍTICAMENTE CORRECTO O LA CENSURA HIPÓCRITA EN EL LENGUAJE por Ana Varela

|

La Periodista Ana Varela, Bilbaína de nacimiento, vive en Madrid y comparte reflexiones con nosotros sobre distintos temas de la actualidad, eso sí con una visión muy personal de la vida.

De su Blog "VARELADAS"


LO POLÍTICAMENTE CORRECTO O LA CENSURA HIPÓCRITA EN EL LENGUAJE



Lo confieso. Estoy harta de la corrección política. De esa particular forma que tenemos de usar el lenguaje para ocultar la realidad, de esa falsedad que nos impide llamar a las cosas por su nombre. Y es que, como dijo Quevedo hace ya alrededor de 400 añitos de nada:

“Por hipocresía llaman al negro, moreno; trato a la usura; a la putería, casa; al barbero, sastre de barbas y al mozo de mulas, gentilhombre del camino”.


Usamos los eufemismos para disfrazar la realidad, para volverla más agradable en apariencia. Poco nos importa mejorar los actos. Lo esencial es que la verdad, la cruda realidad, suene más bonita. En general, “nos la cogemos con papel de fumar”, lingüísticamente hablando.

Lejos quedan los tiempos en que se podía llamar a las cosas por su nombre sin temor a ofender a cualquier colectivo. Un anuncio como éste sería impensable en nuestros días.Subnormalidad, hoy día, es un término políticamente incorrecto y prácticamente en desuso, por eso mismo. Preferimos usar eufemismos, aunque la realidad que hay debajo del nombre siga idéntica.


Cierta ministra socialista ocupó la ya inexistente cartera del Ministerio de Igualdad y su mayor aportación en el Ministerio fue sugerir a la Real Academia que se admitiera en el diccionario la palabramiembra.Aunque la propuesta no prosperó, ha quedado en el lenguaje castellano, permanentemente, el uso de ciudadanos/ciudadanas. Bibiana Aido actuó, proponiendo semejante perogrullada, como si eso borrase la desigualdad real entre hombres y mujeres o como si transformar el lenguaje convirtiera la realidad, para las mujeres, en mejor. No sé lo que pensarán el resto de mis conciudadanas, pero personalmente me preocupa más que haya mujeres muertas por maltrato, por poner un ejemplo, que cambiar el género en las palabras, tan innecesario como redundante y absurdo.



Dijo Ana María Matute que “lo políticamente correcto casi nunca es literario”. Yo iría más allá: ninguna historia, ninguna novela, sería posible si se usara ese lenguaje. Habría que reescribir, también, los cuentos de nuestra infancia, tan incorrectos ellos, por temor a ofender a cualquier colectivo.



Aún peor, el lenguaje escrito es cada vez más lejano del real, del que usamos al hablar. No hay más que leer cualquier periódico para observar por dónde van los tiros. Los periodistas han acabado por llamar flexibilidad laboral a los despidos y crecimiento negativo al descenso del crecimiento. Los políticos, genios en disfrazar la realidad, llaman movilidad geográfica al éxodo de los jóvenes en busca de trabajo a otros países. Eso, por no hablar de los equilibrios que hacen telediarios y medios de difusión nacionalistas en general por evitar usar la palabra España. Se prefiere usar el eufemístico Estado español, como si la sola palabra España quemara y su uso impidiera las reivindicaciones nacionalistas.



En prensa, ya es tabú escribir la palabra suicidio. Decimos que la gente se quita la vida, como si se quitara una camisa. Dicen que mencionar la palabra tiene un “efecto llamada”, aunque ignoro qué suicida ha declarado antes de matarse que no podía más y se mataba porque había visto la palabra escrita en un periódico. Esto me recuerda el caso de una niña vecina a la que, por suavizar la noticia, le dijeron que su madre “había perdido” el hijo que esperaba. Muy razonable, la chiquilla preguntó que dónde lo había perdido y se ofreció para ir a buscarlo.


La corrección política ha hecho que se pierda claridad en el lenguaje. Y también que los humoristas tengan cada vez más difícil su trabajo. No hay día que una página web no tenga que eliminar un simple chiste porque un colectivo aduce sentirse ofendido por la alusión. Así que, además de claridad, estamos perdiendo el sentido del humor. Y eso, no podemos perderlo. Faltaría más.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
2 BN CON

La explanada que se encuentra delante de los Arcos de la Puerta de Sevilla se convirtió en un improvisado altar donde se rindió homenaje a Jian Lian Wan, comerciante chino que fue degollado en su tienda al impedir que robo de una litrona. A escasos metros de donde cayó abatido, más de trescientas personas se reunieron en la tarde de ayer lunes en una concentración donde se mostró la indignación y la repulsa por este acto criminal.

Comenta
Salida de los juzgados

El juzgado decreta su ingreso en prisión por los delitos de robo y homicidio tras degollar a la víctima en su tienda en la tarde del sábado de feriaa la que se negó a abonar el importe de una litrona.

Comenta
RRSS presentacion LA GUINDA DEL PASTEL Carmona


La escritora María del Carmen Fernández, continúa la saga protagonizada por Quique y Lola con el libro La guinda del pastel, una historia basada en la fuerza de la amistad.

Comenta
2 CAM

El escritor y colaborador habitual de este periódico, José Campanario Álvarez presentó el pasado sábado 19 en el Auditorio Municipal 'Jesús de la Rosa' de Tocina su ópera prima "Un personaje y su circunstancia", magistralmente representada por un estupendo elenco de actores locales que desmotraron durante toda la representación su gran profesinalidad y buen hacer. 

Comenta
1

"Ya huele a feria, como dice la sevillana de los Amigos de Gines. Ya huele a feria de Carmona con todos sus matices; desde las patatas fritas a los churros, pasando por el aceite refrito y su espeso contaminante..."

Comenta
Arqueológico 6

Es difícil describir la maravillosa sensación que se experimenta cuando se tienen la certeza y convicción de que se está ante un importante descubrimiento arqueológico que ha permanecido olvidado durante milenios. Y es común el noble deseo de darlo a conocer y compartirlo. Lo que no podía imaginar Manuel Ruiz, el descubridor de las estructuras que aquí se exponen, es el largo camino que tendría que recorrer para que se reconociese su descubrimiento, ante las críticas y el rechazo que el mismo suscitó ante la administración y la comunidad académica, que consideró que se trataba de unas estructuras geológicas, que no de factura humana.

Comenta
Alcaldes valle gualdquivir en Carmona

Uno de los primeros pasos que van a dar estos alcaldes es solicitar a la Junta de Andalucía la realización de un estudio que permita conocer con exactitud la realidad económico, social y demográfica de esta zona geográfica y, a partir de ese análisis, marcar una estrategia de desarrollo conjunto.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados