Comentarios 1

LA CALDERA DE PEDRO BOTERO por José Campanario Alvarez

|





LA CALDERA DE PEDRO BOTERO


De antemano soy consciente de que lo que voy a decir no es políticamente correcto, pero al menos me voy a permitir la satisfacción de decir lo que pienso, sin cortapisas, sin árnica ni vaselinas que suavicen ni las formas, ni el fondo de lo que se dice. Y aviso: me la traen al pairo los de la “academia” de la corrección política. El debate político tiene sus propias reglas y términos y los ciudadanos tenemos derecho a participar.


La verdad es que no tenía intención de publicar este artículo hasta que hubiera pasado el referéndum, si es que se celebra, que lo dudo. Y lo dudo entre otras cosas porque la derecha catalana lo único que quiere es seguir manteniendo sus privilegios y su impunidad, lo de la independencia es el escudo, la excusa para que se sumen incautos a una causa en la que ellos, la derecha catalana, no cree porque además, saben que es inviable, que está condenada al fracaso. La razón de expresar públicamente mi opinión es que ya va siendo hora de desenmascarar a tanto manilargo de guante blanco y modales exquisitos, a tanto predicador de paraísos ficticios y castillos en el aire. Ya es hora de decir a los que actúan de buena fe que tienen su derecho a la ilusión y a vivir realidades virtuales, pero que les quede claro algo: están siendo engañados, manipulados y utilizados. Si quieren seguir un camino de nubes, allá ellos con su problema.


En todo esto del independentismo catalán no hay una sola parte responsable: hay dos partes culpables, los gobiernos central y catalán, y una sola parte damnificada: la ciudadanía, la catalana y la del resto de España. Las secuelas del mal que se está haciendo habrá que curarlas con imaginación y remedios caseros y, lo que es más importante, condenando al ostracismo y a la marginación a tanto politicastro desvergonzado dedicado a mentir y engañar en beneficio propio. Por eso, cuando reflexionamos un poco, nos causa vergüenza ajena que personajes como el Presidente del Gobierno o como el sobrepuesto Sr. Puigdemont, se atrevan a arrogarse la defensa de los intereses de los ciudadanos de sus respectivas marcas, homologadas o por homologar.


¿Cómo se atreve a exigir respeto a la legalidad el Sr. Rajoy? Si realmente él tuviera respeto a la ley, habría puesto los mecanismos para acabar con la corrupción que aflora desde la propia formación política que lo sustenta. Si le importara que se cumplieran las normas que rigen nuestro ordenamiento jurídico, había abortado desde el primer momento el azote pestilente de la corrupción. No tiene legitimidad para pedir respeto: no ha hecho nada; ha escondido a los presuntos corruptos en más de una ocasión, y les ha dado públicamente su apoyo moral sin que haya actuado en consecuencia cuando se han sentado en el banquillo. Es más, su propio partido está sentado en el banquillo acusado de corrupción. Y es la primera vez que ocurre en nuestro país; en Europa no recordamos ningún caso tampoco. Eso sí, hasta que la justicia no se pronuncie, se le concede el beneficio de la presunción de inocencia, también al PP.


No hace mucho se planteaba desde un medio de comunicación que las corruptelas en Cataluña, se conocían desde tiempos cuasi inmemoriales. Se sugería que don Felipe González miró hacia la derecha (¡cómo no!) para que el grupo catalán de CiU apoyara su investidura, y que el que decía “hablo catalán en la intimidad” no se “enteró” del tema, también el Sr. Zapatero recibió el apoyo interesado de los catalanes y el Sr. Rajoy igualmente logró su investidura gracias a la derecha catalana, entre otros. Por cierto que el Sr. Rovira, sí, el líder de CIUDADANOS, fue parlamentario en el Parlamento Catalán, ¿tampoco se enteró de nada? Esto huele muy mal. Tal vez si la fiscalía investigara, podría darse de bruces con situaciones en las que se rozaría el delito. El periodista del artículo en cuestión sospechaba que la burguesía catalana había llenado sus cuentas corrientes con dinero negro procedente de comisiones ilegales, el famoso 4% que decía don Pascual Maragall al Sr. Más, don Artur. Por cierto que según declaraciones de testigos en sedes judiciales, no era el 4% sino el 3% el porcentaje de algunas comisiones. Y todavía el poco “honorable” tenía el cinismo de decir a boca llena lo de “España nos roba”.


El gobierno de Rajoy es el Gobierno más débil de toda nuestra reciente historia, con diferencia, con el Presidente más inepto, menos dialogante y con menos capacidad de liderazgo que ha tenido este país. Esto lo han aprovechado los independentistas. Un gobierno fuerte hubiera aceptado el desafío y habría convocado el Referéndum participando a tumba abierta para derrotar a estos trileros del independentismo en su propio terreno. Los hubiera descubierto, les hubiera puesto la cara colorada y habría aireado sus inmundicias para que los ciudadanos catalanes se dieran cuanta qué tipejos ocupan puestos de responsabilidad. Claro que eso lo haría un gobierno fuerte y que no tenga la losa de la corrupción tapando sus propios cadáveres políticos.


Habría que aclarar a estos independentistas que ha sido la odiada España la que les ha hecho las autopistas para que luego el Gobierno catalán cobre los peajes, habría que preguntarles a estos ayatoláhs quién financió las Olimpiadas celebradas en Barcelona, habría que aclarar a estos que tanto odian ser españoles quien ha pagado el tren de alta velocidad, el puerto deportivo y el mercantil de Barcelona, la reparación del Liceo cuando ardió (varios milloncejos de euros para que la burguesía catalana disfrute de la ópera), quién puso el dinero para la cadena de montaje de la Volskwagen… ¿Sabrán estos independentistas que Cataluña arrasa con más del 33% de las inversiones del Estado, es decir de España?


Por el lado independentista hay mucha basura que no sale a la luz y debería salir; hay mucha demagogia, mucho odio sin sentido, acoso a los que no comulgan con sus tesis y muchos intereses ocultos. Porque los partidarios de la independencia catalana mienten a sus ciudadanos: una Cataluña independiente no será aceptada en los organismos internacionales (Unión Europea, ONU, Parlamento Europeo, organismos deportivos internacionales…) Eso, los ciudadanos deberían saberlo y se deberían explicar las consecuencias de la independencia. Claro que si uno de los líderes (evitaré su nombre) dice que “me dan igual las consecuencias, quiero la independencia al precio que sea” y sus palmeros lo vitorean cuando va a recibir a su segundo de a bordo al ser puesto en libertad por el juez… eso, es sencillamente que una parte de la ciudadanía catalana está dispuesta a enarbolar la banderita del martirologio.


Un dato, según propias manifestaciones en rueda de prensa del portavoz del Gobierno Catalán: ya tienen preparada su propia agencia tributaria, la Agencia Tributaria de Cataluña. Lo primero es lo primero: Hay que recaudar para que las carteras de la clase política catalana no vea sus ingresos mermados. No van a perseguir a los corruptos y a obligarles a que devuelvan el dinero que han tomado “prestado” no, ¡que paguen los ciudadanos (catalanes)! ¿Por qué no le dicen a la ciudadanía que van a seguir protegiendo a los defraudadores, a los corruptos, a los que se han llevado miles de millones y que no están dispuestos a devolver? “Esto son dos semanas” decía la esposa del no tan “honorable” cuando se descubrió el pastel de las cuentas en Andorra, en Suiza y en el fondo del mar. Parece que llevaba razón: los ciudadanos catalanes, muchos de ellos, ahora sólo hablan de independencia, no de que esos 3.000 millones sean reintegrados con sus correspondientes intereses a las arcas de la hacienda catalana. Ya planteamos la duda en otro artículo: ¿No estará el Sr. Puigdemont protegiendo a los corruptos catalanes? Aunque, según los últimos registros en el Ayuntamiento del que era alcalde, pudiera ser que el mismo Puigdemont tuviera que buscar la ayuda de un buen abogado, y no precisamente por cuestiones políticas.


Los independentistas se han vuelto iluminados, unos iluminados a los que no les importa llevar a la ruina a los ciudadanos, al aislamiento internacional, a la desesperación… Los ciudadanos no importan nada, lo importante es conseguir la independencia, al precio que sea. El último episodio, el de la utilización de los estudiantes, menores de edad por cierto, es algo que sobrepasa la indignidad, la indecencia y entra de lleno en el terreno de lo malsano, de la falta de respeto a las personas. Utilizar a niños con fines políticos es un episodio que demuestra la cobardía y la poca ética de estos independentistas. La guinda la puso el Diputado en el Congreso, en Madrid, arengando a los estudiantes universitarios para que defendieran la independencia. No cabe más cinismo: el Diputado cobra sus 6.000 euros de España. Si es tan independentista ¿por qué no renuncia al escaño en Madrid y se dedica a organizar y defender su Cataluña independiente? Claro que entonces los 6.000 eurillos…


Por cierto ¿saben ustedes que TODOS los países civilizados tienen una “clausula” para proteger su integridad territorial? Esa garantía la tienen EE.UU., Francia, Alemania, Italia, Brasil, Suecia, Dinamarca… Parece que el Sr. Iglesias, don Pablo no lo conoce o sencillamente prefiera hacerse el “sueco”. Pues mire usted Sr. Iglesias, democracia es jugar con las normas democráticas, las que nos hemos impuesto todos los ciudadanos, y si no nos gustan esas normas, lo democrático es cambiarlas. Póngase a ello Sr. Iglesias y déjese de demagogias trasnochadas y de brindis al sol.


No sé si la Fiscalía se lo habrá planteado, pero con nada que se meta la tijera, seguro que aparecen un rosario de delitos (cohecho, prevaricación, sedición, colaboración con malhechores…) que a lo mejor aportan argumentos para sentar en los banquillos a una buena ristra de politiquejos.


Un consejo para los que quieran tomarlo: repasen un poco la historia, la de todos los países, y comprobarán que los movimientos nacionalistas siempre han sido impulsados, promovidos y protegidos por la burguesía, que ha buscado, como es habitual, proteger sus intereses, sacar rédito y aumentar el volumen de su cuenta corriente. Por supuesto que, como siempre, a costa de los ciudadanos.


Nunca, desde posiciones progresistas, se ha defendido la idea nacionalista. Sean coherentes y no se equivoquen señores de la CUP, y que les quede claro: ustedes están ayudando a la burguesía catalana, no al pueblo catalán.


José Campanario

Comentarios 1
POTAJESOLIARIO

La cita es el próximo domingo 26 de Noviembre a las dos de la tarde en la Caseta de la Giraldilla. 

Comenta
Simulaciondeempresas

Se ha puesto en marcha esta iniciativa en la que los alumnos trabajarán de manera simulada en una empresa ficticia que a excepción de los productos físicos y el dinero en efectivo, desarrolla fielmente tareas fiscales.

Comenta

1 Comentarios

1

¿De verdad piensa usted lo que escribe? No salgo de mi asombro. ¿Rajoy es aún mas inepto que Zapatero? Usted está mas obsesionado con Rajoy, que Puigdemont con la indepencia.

escrito por Miguel 22/oct/17    20:18

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Periodistacontactaconnosotros
SANTICHE4

La iniciativa fue propuesta a la delegada municipal,  la Teniente de Alcalde Ángeles Iñiguez,  por la junta directiva del Club Caballista Carmona. 

Comenta
016LLAMA
Bienvenidosrefugiados
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
ANUNCIOCORTATEFORMATOMEDIANO