Comentarios 1

​EL COMPLEJO EDUARDO BENOT por Francisco Eslava Rodríguez

|



EL COMPLEJO EDUARDO BENOT


Hace escasas fechas, un grupo de carmonenses se reunía en la antigua cuesta del Tiro Pichón (hoy Avenida de los Salesianos) para rotular una instalación denominada complejo deportivo “Salesiano Eduardo Benot”. El hecho en sí no es de especial relevancia, salvo en la coincidencia de nombre y apellidos de dos hombres dedicados a la enseñanza. Por orden cronológico os pongo en antecedentes: Eduardo Benot y Rodríguez, lingüista y pedagogo, “adelantado del siglo XX y olvidado en el XXI”, según Rafael Jiménez Gámez, director del grupo Investigación Educativa “Eduardo Benot” de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Cádiz. Desde el matacán le invito, entrañable lector, a conocer algo de este sabio, maestro y político gaditano, merece la pena.


Más cercano, Eduardo Benot Rodríguez, sacerdote salesiano que pone protagonismo local. Con el alias de “El Cura” -según los promotores de la distinción honorífica- desarrolló una intensa labor pastoral salesiana “en nuestra querida Carmona”. Y mira por dónde, resulta que, rebobinando el disco duro de la fontanela, conocí a este hombre con sotana allá por los años sesenta cuando, aún con pantalón corto y de vacaciones veraniegas, me iba al patio de los salesianos en Santiago a jugar al fútbol con el equipo de El Postigo (pedazo de equipo, aunque hay que reconocer que el Puerta de Córdoba era mejor; duro de roer y daban una leña…)


Bueno, a lo que íbamos. Un patio de juego en rampa y de cemento. Mirando hacia la torre, a la derecha, unos urinarios y futbolines; al fondo a la izquierda, una sala de teatro; al frente, un pequeño túnel que desembocaba en el pórtico de la iglesia del apóstol. Antes de entrar en el templo, formación y oratoria preceptiva. Así se llamaba: Oratorio. La iglesia me dio una impresión de abandono total, comparándola con el oratorio constitucionalista gaditano de referencia escolar diaria. En aquel lúgubre escenario, bajo un púlpito escuchábamos al Cura su plática vespertina en la que no faltaba referencia a Domingo Savio, allí presente en imagen, al que había que imitar. El adoctrinamiento era de obligado cumplimiento, si no, de fútbol, teatro, futbolín… y boxeo, nanai de la China. No había manera de librarse, había control con tarjeta y sello.


Alcalá de Guadaira y Utrera fueron también sedes del currículo vitae de nuestro Eduardo Benot. En la vecina localidad de los Alcores fue homenajeado en el callejero con una modesta calle escalonada rematada en placita. En la ciudad de los mostachones, siguió con “el venenillo del teatro en su sangre”, dirigiendo para el público salesiano la obra “Jesucristo Superstar” con “chavales de 14 a 16 años”. Así lo escribía Salvador de Quinta en su crónica para el ABC de 13 de octubre de 1976. Hace veinte años, el 4 de octubre de 1997, un servidor escribía en el mismo diario la crónica del centenario salesiano. Parece que fue ayer.


Hoy traigo a colación el Eduardo Benot complejo deportivo y me doy con un canto en los dientes: Allí no hay ambiente juvenil; unas pistas vacías ya con claros síntomas de deterioro, abiertas de par en par y abandonadas. De noche, con 24 focos de luz a tutiplén. Paso una y otra vez. Un día y otro, a diferentes horarios. Nada. Aquí no viene ni el Tato. No sé si todavía habrá oratorio festivo, pero si don Eduardo hubiese dispuesto de esas instalaciones que han costado más de 400.000 euros, y los que quedan por gastar, seguro que ya estaba en los altares. Y como buen aficionado al boxeo, con un crochet de derecha habría dejado k.o. a medio Ayuntamiento y a sus colegas de congregación. Por cierto, el cateto ilustrado que ha rotulado la calle lateral como “Domingo Sabio”, que rectifique y de camino recupere ortografía en los Salesianos. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
01

Como te decía, amigo Sancho, allá a los lejos distingo a la que llaman de buena fe Carmonagincia; atalaya propuesta candidata como ciudad mágica por el Patronato de Magos. Atraído por su reciente fama de azarosa, vamos a acercarnos con precaución

Comenta
Promesas

Nosotros no somos capaces de recordar cuanto tiempo lleva el cartel en ese lugar, creemos que está ya mimetizado con el paisaje y simplemente es algo cotidiano a nuestro paso, el objetivo incansable del captacán ha vuelto a dar en el clavo.

Comenta
Destrozos en el real

El nuevo robo se perpetró el pasado seis de enero y fue la patrulla de la Policía Local quien descubrió la puerta forzada de la escuela y avisó a su Directora de lo que había ocurrido, al mismo tiempo que puso el hecho en conocimiento de la Guardia Civil quien es la competente en estos casos para iniciar la investigación.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados