Comentarios 1

AMOR SE ESCRIBE CON “P” DE PAPÁ por Esther Laforge

|


AMOR SE ESCRIBE CON “P” DE PAPÁ 

por Esther Laforge


Llevo días con esta necesidad, una necesidad que me empuja a querer expresar, hablar, chillar lo que me está quemando por dentro. Pero esa misma necesidad es la que hace que cuando me pongo delante de la pantalla, las palabras y sentimientos se entremezclen de tal forma que lo único que obtengo es un ovillo imposible de desenredar, incapaz de distinguir el principio del final y donde el resto queda perdido entre la maraña.


Todos los días somos testigos de alguna muerte (unas más cercanas que otras), aunque sin ser consciente de que un día, antes o después, ese horror llamará a tu puerta y te convertirás en el protagonista.


Mi familia y yo nos hemos convertido en unos de esos protagonistas de la noche a la mañana, sin más aviso que el de una llamada telefónica de un Guardia Civil y más tarde, mucho más tarde, la comunicación de los médicos anunciándote que tu vida acaba de dar un giro de 180 grados en menos de un segundo, que te fuiste esa mañana a trabajar para no regresar y que a partir de ese instante todo lo que gire en torno a ti serán vanos recuerdos.


En ese momento, mientras las palabras de la noticia rebotan en tu mente y ves una y otra vez cómo sales de casa, sientes que tu cuerpo va mucho más rápido que tu cabeza. Rompes a llorar, a negar y/o a chillar sin saber por qué. Luego te calmas y sientes vacío. Un vacío que se apodera de ti mientras esperas y confundes al que va de vaqueros contigo por tener interiorizado que siempre apareces cuando haces falta. Pasan las horas, hablas, comes y bebes como autómata, como si nada fuese contigo, convirtiéndote en una espectadora de tu propia pesadilla.


Muchos son los debates existentes en torno a esa madre luchadora, esa que a pesar de todos los frentes que puedan venir siempre seguirá luchando por y para su hijo, pero pocas veces, muy pocas veces, nos paramos a mirar la otra mitad; el padre. Y cuando lo hacemos sólo se le menciona como figura de autoridad o ausencia. Yo no tengo esa historia. En nuestra familia ha habido golpes muy duros, golpes que de haber sido otro hubiese tirado la toalla antes de quedarse a vivir en ese aparente infierno. Pero tú no, papá, tú no sólo te quedaste, sino que remaste contracorriente hasta dejarte la vida en ello. Por mí, por mi hermano y por mamá, consiguiendo que fuésemos muy felices aunque nadie lo entendiera.


Un hombre que por tu tamaño y tu porte, lo único que inspirabas a primera vista era la sensación de querer salir corriendo. Aún recuerdo cómo algunos amigos evitaban cruzarse contigo las primeras veces que te veían. Una situación que se desvanecía en el momento en el que cruzaban dos palabras contigo y descubrían que tu grandeza no estaba en tu físico, sino en tu corazón, y que tus ojos verdes azulados contaban más que lo que decían tus palabras, las cuales sólo usabas para gastar la última broma, para chinchar, bordear y como no, para protestar, porque no nos engañemos, protestón y borde eras un rato. Sin embargo, si lo analizabas, te dabas cuenta de que esas protestas nunca fueron quejas. Que protestabas y resoplabas por todo, pero eran contadas las ocasiones en las que debíamos ir a buscarte dos veces seguidas para pedirte la misma cosa.


Jamás olvidaré las noches que te pasabas en vela dando vueltas por los pasillos o quedándote dormido en el sillón porque yo no me encontraba bien sin saber cómo solucionarlo. La de veces que has dejado tu negocio parado para recorrerte 2000 km para llevarme al hospital a Francia o cualquier otro, para llevarme a los campamentos de verano, para arreglarme un pinchazo o para recogerme de donde hiciese falta, que antes de llegar a cualquier sitio ya te habías encargado de ponerme el aire acondicionado o encender la chimenea que tanto sabías que me gustaba, que dicho sea de paso, sólo tú eras capaz de encenderla de esa forma, o tenerme una mesa preparada para poder estar con el ordenador sin que yo te hiciese la más mínima referencia a nada de eso.


Como tampoco olvidaré las reuniones que se hacían en casa y te convertías en el protagonista por tus guisos, o esos fines de semana que me despertaba el olor a cous-cous impregnando la casa y que adoraba, o esas costillas con miel, el conejo en salsa o la carrillada. El “finde” te convertías en el chef de la casa y oler lo que allí se estaba cocinando, independientemente de si me gustaba o no, tenía un significado: estabas en casa, y no te puedes hacer a la idea de lo que eso me llenaba y me tranquilizaba. No era esa tranquilidad como contrapartida al nerviosismo, era una tranquilidad muy distinta, simplemente saberte ahí era como nadar siempre con un salvavidas, me sentía a salvo de todo porque sabía que si estabas, todo iría bien.


No sé si recuerdas cuando hace poco te quedaste a pasar la noche en el hospital con la mami (mi abuela materna) para que los demás descansaran, aunque nadie se preocupó en preguntarte por tu cansancio. Esa noche de repente me encontré mal y tuvimos que llamar para que me atendiesen. Créeme cuando te digo que al malestar se le unió la angustia de saber que no estabas para coger el toro por los cuernos, la cual desapareció en el momento en el que llegamos al hospital y al abrirse las puertas de la ambulancia vi que estabas ahí como siempre, esperándome.


“Si uno de los 2 decide casarse, no tengo nada para daros”. Nunca se me olvidarán esas palabras pronunciadas por tu boca un día en el que todos nos sentimos abatidos y necesitamos hablar. ¿Te acuerdas de lo que te dije? Intenté hacerte ver cuán equivocado estabas, que no había nada que pudieses darnos porque ya lo dabas todo, que lo único que necesitábamos de ti era tu presencia y tu apoyo, todo lo demás carecía de sentido si en algún momento mamá o tú faltabais. Y no era ningún farol, ahora nada tiene sentido sin ti.


Papá, has dedicado tu vida en dar a los demás. La primera vez fue cuando decidiste abandonar tus raíces para estar al lado de mamá. Al poco tiempo nací y todo cambió para vosotros, simplemente renunciasteis a vuestra juventud para comenzar una encrucijada sin final en la que todos los días librabais una batalla. Después nos mudamos al campo, un lugar que a pesar de ser tu vida y donde éramos felices, no dudaste en aparcarlo hasta en dos ocasiones: una por mí, para cumplir mi deseo de vivir en Sevilla y poder tener un poco de independencia, la otra fue cuando antepusiste las necesidades de mi abuela y decidiste cerrar tu casa para ir a vivir con ella y cuidarla, a pesar de haber pasado media vida huyendo de allí. Desde entonces no había paso que dieses o pensases sin incluirla a ella antes que a nosotros mismos, ni compra donde no trajeses todos los caprichos que sabías que le encantan. Tampoco dudabas en hacerle de comer aparte si lo que había ella no podía comerlo. La levantabas, la acostabas y le dabas cariño, un cariño que se reflejaba en sus ojos traviesos cada vez que te veía aparecer, ansiosa por que le dijeses algún comentario de los tuyos y comenzara vuestra propia “guerrilla”. Todo esto lo hacías día tras día sin pedir nada a cambio, sin permitir que saliese un solo céntimo de su bolsillo, los cuales entran, vuelvo a repetir, entran en su cuenta gracias a que fuiste tú el que gestionó todo lo necesario, y yo te admiraba por ello.


¿Recompensa? Denuncias, machaque, acusaciones falsas sin fundamento, un golpe tras otro con el único fin de joder por joder, cegados por la miseria, por lo material y sin ser capaces de reconocer que estabas haciendo la labor que otros habían rechazado por no querer asumir responsabilidades, por pensar que en esta vida todo se compra y por la incapacidad de usar otro pronombre personal que no sea en primera persona. A ellos son a los que tengo que agradecer que poco a poco tu energía se fuese agotando mucho más rápido de lo que eras capaz de regenerarla. No los culpabilizo de tu marcha, pero sí los responsabilizo de cada gotita vertida hasta hacer que el vaso haya rebosado. Si el objetivo era hundirnos, enhorabuena, lo habéis conseguido con creces. Lo triste es que aún habrá quien se sacuda la culpa de encima echando balones fuera, pero la misma responsabilidad acarrea echar la gotita que no hacer nada para evitar que caiga, sin embargo eso es un trabajo individual en el que no pienso entrar. Sólo quiero lanzar una pregunta, si todo se compra ¿quién puede pagar el precio para devolvernos a mi padre? La respuesta es clara.


Cuando un terremoto enorme arrasa un lugar, el siguiente paso es intentar reconstruirlo, y en cierta medida se consigue. A simple vista, la reforma hecha seguramente sea atractiva y te parezca un lugar espléndido, pero siempre será una reconstrucción para intentar solapar el horror que un día se vivió en ese mismo sitio, un recuerdo donde las grietas serán la guía para poder construir de nuevo, las cuales por mucho que las disimules serán el indicativo de que algo que estuvo unido, un día se rompió. Supongo que a eso se referirán cuando hablan de que el tiempo lo cura todo. Lo único cierto es que el tiempo pasa. Pasan las horas, los minutos y los segundos. Es extraño porque no paro de desear verlo correr tan deprisa que apenas me dé tiempo a verlo pasar, sin embargo cuanto más avanza, más me gustaría detenerlo para no pensar que cada día que tachamos en el calendario, es un día más de tu ausencia. . Pero no siento dolor, ni rabia, ni tan siquiera duda, sólo siento un vacío que se vuelve cada vez más grande y que bloquea cualquier tipo de reacción o sentimiento, un silencio equivalente a un bosque arrasado por las llamas.


“Me estoy volviendo paranoica”, eso pensaba cada vez que una sensación extraña me invadía y mi imaginación volaba a su libre albedrío. Llevaba tiempo con la impresión de que pasaban cosas demasiado cerca de nosotros, a veces rozándonos. Como una vez que mamá y yo veníamos de Sevilla, no recuerdo muy bien dónde fue, pero a pocos kilómetros de casa hubo un accidente 5 minutos después de haber pasado por allí, otro día te fuiste a Francia a ver a los abuelos y no consigo acordarme si fue a la ida o a la vuelta cuando pocas horas después de que hubieses pasado por esa carretera, un incendio quemó miles de hectáreas en la misma zona, por no hablar de las continuas muertes y enfermedades que se sucedían a nuestro alrededor. Seguramente no sean más que eso, paranoias de mi cabeza alimentadas por sucesos que nada tenían que ver unos con otros. Sea como fuere, desde entonces vivía con esa pequeña angustia hasta que llegabas, y no sólo eso, sino que por algún motivo, cada vez que me cogías intentaba pegarme a tu cuerpo para sentirte y olerte. Casualidades o no, de forma inconsciente intentaba grabarte en mi mente para siempre, como si exprimiese tu esencia.


Es curioso, siempre he mantenido la idea de no haber sido una persona seguidora ferviente de ninguna figura influyente. Ahora me doy cuenta de que eso no era verdad. No es que no tuviese ídolos, simplemente que no necesitaba recurrir a personajes reconocidos públicamente. Tenía un héroe de carne y hueso, uno al que veía todos los días; eras tú, papá. Un héroe sin capas ni super poderes, alguien que no podía cambiar el mundo, con sus errores, pero que dejaba huella allá donde iba. Un héroe que portaba como arma la lucha incesante, la nobleza y la protección de los suyos, el darse a los demás incondicionalmente y donde la rendición no tenía cabida. Eras un hombre hermético en lo que a sentimientos se refiere, pero en cada acto que hacías dejabas el corazón encima de la mesa expuesto.


Por todo esto te doy las gracias, papá. Gracias por estar siempre ahí, por no rendirte y creer en mí, en nosotros. Gracias por enseñarme el valor de las cosas y haberme enseñado sin palabras lo que significa la palabra amor. Amor, simplemente, eras tú.


(*) NOTA DE LA REDACCIÓN; Los dibujos de este articulo de opinión corresponden a la Ilustradora y artista Ucraniana de 37 años llamada Snezhana Soosh. Ella inundó internet compartiendo una serie de ilustraciones que profundizan la relación entre padre e hija; caricaturas que literalmente le derritieron el corazón a los usuarios de redes. Hemos querido homenajear con esta sencilla demostración el amor que Pascal sentía por sus hijos. Gracias Esther por compartir con los lectores y lectoras tus sentimientos y emociones en estos momentos tan duros para vosotros. El equipo que compone El Grifo Información quiere enviar un abrazo a toda la familia y acompañarla en su dolor. 


12 Comentarios

1

Aunque sé que mis palabras llegan con algo de retraso, no podía pasar de largo cada una de vuestras palabras y agradecérosla. Este escrito ha sido una necesidad de gritarle al mundo que me han arrebatado de cuajo una gran parte de mí. Necesitaba transmitir todo lo que sentía y siento por él, mostrar una pequeña parte de la persona que se escondía dentro de esa gran fachada y sentir de alguna forma, que así también le haré llegar cada una de mis palabras. Aquí he hablado de él y para él, pero en definitiva va dirigido a todos esos padres que dan la vida por los suyos, sobre todo por sus hij@s...Un abrazo enorme a tod@s los que le habéis dedicado el tiempo para leerlo, porque gracias a eso, sólo por un instante, su esencia ha estado presente, repartiéndose por cada lectura que habéis realizado. Gracias

escrito por Esther 04/sep/17    12:39
2

Magistral tus palabras de sentimiento, me has emocionado, cuentas verdades como puños, tu papa estara muy orgulloso de ti porque SIEMPRE estara contigo

escrito por susan 14/ago/17    10:23
3

Me has emocionado muy profundamente con tus recuerdos conoci muy poco a tu padre pero por lo que te conozco a ti y por todo lo que el te ha legado seguro que seguiras sonriendo ante las adversidades. Por favor Esther sigue escribiendo. Enseñanos a todos a ser tan fuertes y tan buenas personas como sois vuestra familia. Un beso desde lo mas profundo de mi corazon y gracias por dejarme conocerte

escrito por Concha lopez 12/ago/17    17:05
4

Me ha emocionado tus palabras y ver lo orgullosa que estas de tu Padre . un abrazo.

escrito por Grego 12/ago/17    08:44
5

Es lo mas bonito ke oido no lo conocia cariño pero por lo ke e conocido a tu madre y contado seguro ke era un hombre maravilloso es una injusticia la verdad pero el estara siempre con vosotros pk su amor y el vuestro eso cariño mio eso nunca muere ni se va un beso preciosa mia

escrito por Maria 11/ago/17    22:35
6

Esther, no tengo palabras para calificar los sentimientos que expresas hacia tu padre, sólo puedo decirte que eres todo amor. Mi vida compartida con vosotros durante algunos años, tu padre me enseñó tantas cosas con gran valor humano, que nunca lo he olvidado. Es un ser de Luz, que guiará vuestro camino. Un abrazo con todo mi amor. Mercedes

escrito por Mercedes 11/ago/17    22:18
7

Esther, no tengo palabras para calificar los sentimientos que expresas hacia tu padre, sólo puedo decirte que eres todo amor. Mi vida compartida con vosotros durante algunos años, tu padre me enseñó tantas cosas con gran valor humano, que nunca lo he olvidado. Es un ser de Luz, que guiará vuestro camino. Un abrazo con todo mi amor. Mercedes

escrito por Mercedes 11/ago/17    22:17
8

Que decirte, no se puede tener nada mas que admiración, por todo y sobre todo como padre que no supo que mas hacer por sus hijos, os quería con locura, por tu abuela no sabia que darle mas, pues para El era mas que una madre en todos los sentidos. Aunque no digamos nada, sabemos que era Una Gran Persona. Te quiero ESTHER. aunque no lo diga.

escrito por antonia garcia 11/ago/17    09:45
9

Tu padre era un ejemplo de hombre q seguir igual que todos ustedes..tu madre luchadora donde las haya ..tu hermano..y tu bella por dentro y por fuera y luchando contrs viento y marea ante la sociedad y por luchar por llegar alto como tu padre quería. Muy bonito el reportaje y lleno de palabras repletas de amor por tu padre. Animo a toda la familia. Os quiero mucho.

escrito por Mar 09/ago/17    16:37
10

Magistral, puro sentimiento y agradecimiento de una buena hija hacianun buen padre

escrito por Chari 09/ago/17    08:05
11

Magistral, puro sentimiento y agradecimiento de una buena hija hacianun buen padre

escrito por Chari 09/ago/17    08:05
12

Hasta donde pude llegar a conocerlo, lo reconozco en tu descripción. Honrado y abnegado. Y hasta después de su muerte fue entregado y generoso con los demás. Descanse en Paz Pascal.

escrito por Juan A. Gonzalez 08/ago/17    23:32

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
01

Ya decía el primo Salustiano que por las proximidades de los Callejones del Valle olía a mariguana, cerca del chalé de tía María Juana en la urbanización “El Colocao”, camino de Viso del Alcor.

Comenta
Carmona Online 100

La II Lanzadera de Empleo de Carmona comenzará a funcionar en octubre y servirá para ayudar a 20 personas desempleadas a mejorar sus competencias profesionales y entrenar una nueva búsqueda de trabajo en equipo

Comenta
Captura de pantalla de 2018 07 19 13 30 03
En una nota de prensa remitida a los medios, el grupo municipal de Izquierda Unida, a petición de los vecinos, ha solicitado que se acometa con urgencia la limpieza y desbroce de los terrenos comprendidos entre la calle Alcores y la cuesta de “la garrapata”. 



Comenta
Empleo

Javier Carnero, Consejero de Empleo, Empresa y Comercio, informa en el Pleno del Parlamento sobre la nueva convocatoria de ayudas, con un presupuesto de 74 millones de euros

Comenta
1532001175028riesgoestandardn

La Junta destina a estos incentivos 5,58 millones de euros, de las que se podrán beneficiar unas 450 empresa

Comenta
Foto 86 KB Lope que te parió

'Malaje solo' es una compañía formada por tres carmonenses, Lola López, Jose Antonio Aguilar  y Antonio Blanco, los tres representaran "Lope que te parió" en la 41 Edición del prestigioso Fetival de Teatro Clásico de Almagro, siendo una de las dos compañías andaluzas seleccionadas. 

Comenta
El valle de los caidos

"Estos días estoy viendo cosas que nos deberían poner a todos alerta. Hemos visto a varios miles de personas en el Valle de los Caídos, mano en alto. Miles de personas que ensalzan valores antidemocráticos..."

Comenta
Avion

A las personas afectadas les asisten los derechos de información, reembolso o transporte alternativo, atención y compensación económica

Comenta
Avion

A las personas afectadas les asisten los derechos de información, reembolso o transporte alternativo, atención y compensación económica

Comenta
El sofá

La vieja cámara Capta sirve, después de 50 años,npara ofrecer una visión de la actualidad de Carmona en curiosidades.Esta sección no tiene día fijo....ni falta que le hace, cualquier día es bueno para mostrar la actualidad.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados