Comentarios 1

​REFLEXIONES por José Campanario Álvarez

|



REFLEXIONES por José Campanario Álvarez


Hay dos hechos, o dos cuestiones, que me han hecho reflexionar sobre la estupidez humana. La proliferación de los “hosteles” y la quema de Doñana. 


Tanto el uno como el otro demuestran que el género humano ha perdido los papeles, que camina entre barbechos y que cada vez estamos más imbéciles, tal vez consecuencia de la pestilencia que contamina aire, agua, tierra y, por supuesto, las ideas. Quizás piense alguien que no guardan relación unos hechos con otros, que el auge de los “hosteles” no tiene conexión con la quema, parece que intencionada, de Doñana. El que firma estas líneas piensa que sí, sobre todo en base a lo ya dicho: cada día somos más imbéciles y en lugar de prosperar, retrocedemos, en lugar de ir hacia adelante, retrasamos nuestro desarrollo, en lugar de buscar la mejora de nuestras condiciones de vida, las empeoramos. Tiene toda la pinta de que de aquí a unos años, podríamos encontrarnos ante una nueva etapa de la humanidad: el regreso de los homínidos. ¡A ver qué otra explicación puede haber! Juzguen ustedes.


Hace un par de días, dentro del predescanso nocturno habitual de sofá previo a la cama, pusieron un reportaje televisivo sobre un fenómeno que está poniendo en jaque a las grandes urbes de nuestro país: Madrid y Barcelona. Una parte muy significativa del turismo de estas ciudades es el turismo de bajo perfil económico. Y los que siempre ven la posibilidad de ganar dinero, sin importar mucho cómo, han descubierto un filón: los “hosteles”. El palabro se refiere a un establecimiento “hotelero” donde se ofrecen servicios mínimos a precios mínimos. Es decir: habitaciones compartidas, en muchos casos hasta la masificación (doce camas en menos de diez metros cuadrados con derecho a baño compartido por los doce clientes, obligación de hacerse la cama el usuario, y otras “delicatesens” similares). Todo sea por ganar dinero. Parece que no les importa a los que se alojan en estas habitaciones rebajadas en todo, compartir intimidades con otras 11 personas que no conocen de nada. Olores corporales, ronquidos, ventosidades, etc. se ponen en común durante la estancia en estos maravillosos “hosteles”. Eso sí, luego los huéspedes volverán a sus lugares de origen diciendo que han estado de turismo y que se lo han pasado muy bien. Lo de compartir la “suite” se lo callan o en todo caso lo comentan entre los más íntimos por si les sirve a ellos para futuras vacaciones.


El otro acontecimiento es el incendio de Doñana que tiene toda la pinta de haber sido provocado sin calcular la magnitud de las consecuencias de la barbarie. Es posible que los autores materiales, hayan obedecido las consignas de los promotores o ideólogos de la bestialidad; puede que no contaran con un invitado: el fuerte viento. Tal vez los organizadores del evento tan sólo había previsto quemar la parte que les interesaba y no todo el parque de Doñana. Es posible que pretendieran que la administración correspondiente, al amparo de la torticera modificación de la normativa sobre suelos quemados, querían justificar el cambio de criterio y que se les permitiera realizar actividades industriales, comerciales y especulativas. Es lo mismo de siempre: quemo, me dejan construir y, al cabo de poco tiempo, en mi cuenta corriente se reflejan cifras con 6 ceros detrás. Los “detalles” entran en los costos de la actividad.



A raíz de estas dos películas que han pasado por nuestros ojos, se pueden plantear algunas cuestiones que dejaremos para que cada cual responda de acuerdo con sus principios, sus experiencias y sus fundamentos éticos. Y por supuesto del valor que se dé a la vida de los demás, a los derechos y dignidad del resto de nuestros semejantes y a la sensibilidad que aflore en nuestra piel. Y nos referimos a si merece la pena ser máquinas acumuladoras de riqueza, si merece la pena que la cuenta bancaria refleje saldos millonarios, si tienen más valor que la vida y la dignidad humana.


En todo ello, es posible que estemos de acuerdo la mayoría, aflora lo peor del género humano: el egoísmo, el desprecio a la vida (en todas sus vertientes: humana, animal, vegetal…), la falta de respeto a la dignidad de las personas… ¡Todo sea por acumular riqueza!. Es en definitiva, el culmen de la tontura y de la imbecilidad humana. O como se dice con frecuencia: “ser el muerto más rico del cementerio”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Http   www.zeleb.es sites default files captura de pantalla 2017 03 14 a las 10.28.03

"Se le llena la boca con los logros de la autonomía, pero no habla de un sistema educativo con muchas deficiencias, con clases saturadas de alumnos, con equipamientos de última tecnología que nadie mantiene, con colegios en los que se incumple la normativa de seguridad laboral en lo que a temperaturas se refiere. No habla de un sistema sanitario, su "joya de la corona", también saturado, con habitaciones con tres camas, con médicos que no dan abasto, con listas de espera interminables...."

 
Comenta
Op flasheado sevilla editada.Imagen fija001

Las detenciones se produjeron en las localidades de Sevilla, Mairena del Alcor, Carmona y Córdoba 


En los registros se intervienen 3 armas de fuego con munición en la recámara , preparadas para ser disparadas

En la operación se recupera dos vehículos, uno de ellos de alta gama y una mocicleta de gran cilindrada, robados los tres hace unos meses


Comenta
Promesas

Nosotros no somos capaces de recordar cuanto tiempo lleva el cartel en ese lugar, creemos que está ya mimetizado con el paisaje y simplemente es algo cotidiano a nuestro paso, el objetivo incansable del captacán ha vuelto a dar en el clavo.

Comenta
Destrozos en el real

El nuevo robo se perpetró el pasado seis de enero y fue la patrulla de la Policía Local quien descubrió la puerta forzada de la escuela y avisó a su Directora de lo que había ocurrido, al mismo tiempo que puso el hecho en conocimiento de la Guardia Civil quien es la competente en estos casos para iniciar la investigación.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados