29cf7 lazo 1
Comentarios 1

​GOLFOS EN LA MADRUGÁ (y en muchas madrugadas). Por José Campanario Álvarez

|


GOLFOS EN LA MADRUGÁ

(y en muchas madrugadas)

Por José Campanario Alvarez




Pues eso: ¡que no aprendemos del refranero popular! Y mira que nos lo dice bien clarito: de aquellos polvos, estos lodos. Y lo que queda por venir de seguir el camino que llevamos.


Nuestra sociedad, esta sociedad tan tecnificada, tan comunicada, tan moderna, tan solidaria cuando le conviene y tan reivindicativa cuando los intereses lo exigen, no se quiere enterar de que vamos por un camino equivocado. No es que no se sepa, es simplemente que queremos, conscientemente, ignorarlo.


Hechos como los ocurridos en la Semana Santa de Sevilla, hacen que salte la chispa de cuando en cuando. Pero ni por esas adoptamos las soluciones adecuadas; es más, ni intentamos profundizar en las raíces del problema. No vamos a entrar en los valores, ni en los sentimientos religiosos personales o colectivos. Tampoco en el negocio que hay montado (sillas en la carrera oficial, hoteles, restaurantes, alquiler de balcones, etc. y otros negocios “colaterales” que florecen cuando acude mucho público). Ni a justificar que 500.000 visitantes durante una semana dejen un buen dinero, que por cierto no viene mal a nuestra tierra visto que ni la clase política ni los empresarios (los grandes empresarios), tienen cojones, ni interés, por solucionar el paro. No queremos entrar en las interioridades, los “postureos”, intereses partidarios, lucimiento del político de turno, vendettas, etc., ni tampoco en la gran cantidad de puestos de trabajo (tallistas, carpinteros, bordadores, doradores, cererías, floristerías, etc.). Eso es algo que queda para el campo muy peculiar de la Semana Santa que algún antropólogo analizaría mucho mejor que nosotros, simples observadores.


Lo más llamativo del caso, es la desvergüenza, el poco civismo y la impunidad con que actúan estos tipejos que amenazan la seguridad y la integridad de las personas y juegan con las vidas de niños, ancianos y todo bicho viviente que encuentren en su camino. No vamos a decir que no tienen respeto a la dignidad y a la honestidad de muchas personas que tienen unas creencias religiosas; y no tienen respeto porque cualquier individuo medianamente inteligente, si no le gusta una cosa, simplemente con no asistir se evita pasar el mal rato y darle el tostón a los demás. ¿Qué a estos delincuentes (no tienen otro calificativo) no les gusta la Semana Santa? Pues hagan como hacemos muchos: que no vayan. No les vendría mal a estos mamelucos quedarse en su casa y aprovechar el tiempo leyendo algún libro, o como mucho ojear los dibujos de un tebeo ya que su nivel intelectual no debe dar para mucho más.


Pero el problema no es ese tipo de maleante al que no preocupa la seguridad de las personas y atentan, sembrando el pánico, contra los ciudadanos (deberían ser juzgados por ello); el problema es la falta de educación, de vergüenza y de civismo. El problema es la inversión de los valores morales que cada día se manifiesta con más claridad en nuestra sociedad. Hace algunos años, se intentó poner un parche, no era la solución desde luego, impartiendo en las escuelas una asignatura que se llamó Educación para la Ciudadanía, creemos recordar. Hubo un partido político que se encargó de hundir la (pobre) iniciativa en los tribunales argumentando que se infundía ideología. En lugar de eso, si hubiera sido medianamente responsable, esa formación política lo que debió hacer fue mejorar la ley, que para eso estaban en el Parlamento y cobraban su salario de los impuestos de los ciudadanos.


Hay en toda esta desvergüenza de una parte de la sociedad, culpables en mayor o menor medida. En primer lugar la mayor responsabilidad recae en los padres. Es común que se vean en nuestras ciudades y pueblos, los fines de semana sobre todo, niños con 12-13 años en grupos bebiendo alcohol, dando voces hasta altas horas de la madrugada, orinando en las calles, etc., en tanto los padres, en la mayoría de estos casos, están de “cubatas” con los amigos para relajarse del estrés de la semana. Si no quieren responsabilidades, que no sean padres. Así de sencillo, de claro y de contundente. Es duro, muy duro, para un sanitario que a las 3 de la mañana se presenten en un ambulatorio tres chicos de 12 ó 13 años con un amigo casi en coma etílico. Si los gastos de estas atenciones hospitalarias o ambulatorias se obligara a pagarlos a los padres, seguro que se preocupaban un poco de la cuestión, pero como los gastos corren por cuenta de los ciudadanos, de la sanidad pública…

Es constante el quebrantamiento de las normas de circulación: se para en medio de la calle por cualquier motivo, se impide el paso de otros vehículos aparcando en doble fila (siempre sale el maleducado diciendo con descaro que “es un momento”), se permite que los ciclistas vayan por aceras, circulando por la izquierda y en contramano, se impide el paso de los viandantes por las aceras… Mejor no seguimos ya que el catálogo es casi inagotable, y es en todos los pueblos y ciudades, no en ninguno en particular. Alguna responsabilidad deberán tener los alcaldes y concejales a los que elegimos.

El problema es la inversión de los valores morales que sufrimos: no hay respeto a los mayores, no se valora la honradez, no se aprecia el esfuerzo para conseguir una formación profesional, se desprecia la ética profesional, no hay respeto por la persona… Es algo significativo que en una sociedad como la española una formación política con más de 850 imputados por delitos, personas presuntamente corruptas, sea respaldada por 7 millones de ciudadanos. Dudamos que en España haya 7 millones de corruptos.


Esa inversión de valores morales, se manifiesta en la dejadez, en la poca importancia que se le da al respeto a los derechos de los demás, en el desprecio a las normas más elementales de convivencia, en el culto y la admiración hacia el triunfo aún a costa de pisotear… Son muchos los síntomas que, por desgracia, nos hace coger la rampa hacia lo más bajo de los valores humanos.


Pero no sólo son los padres los responsables de lo que ocurre. Nuestras autoridades locales, autonómicas y nacionales, tampoco arriman el hombro para subir el nivel moral, educativo y cívico de nuestro país. Es alucinante que no se castigue a los que un día sí y otro también, se dedican a molestar con voces, ruidos, música, cláxones, etc. El argumento para no sancionarlos: que están en la calle y no están haciendo nada. ¡Sí están haciendo: están violando el derecho al descanso de los vecinos!


Claro que si vemos el comportamiento de los que, supuestamente, son el espejo para los ciudadanos…


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
WhatsApp Image 2018 11 11 at 18.35.41

Una hora en la que poder contemplar, orar, escuchar lo que el Señor quiere decirnos a cada uno de nosotros y dónde podemos estar el tiempo que consideremos necesario, bien los sesenta minutos o diez, quince… los que necesite cada persona que acuda a esta experiencia.

Comenta
Flasmob flamenco

Te hemos insertado en el articulo la coreografía que ha organizado el grupo de baile para que todo el que lo desee pueda participar, la cita es en el Paseo del Estatuto a las 17 Horas. 

Comenta
Cajacastaña

De nuevo el objetivo del captacán se fija en uno de nuestros kioskos más solicitados en estas fechas.....

Comenta
RRSS presentacion BRUMAS DEL PASADO Carmona

Unos recuerdos olvidados regresan con Brumas del pasado, de Margarita Hans

El libro se presenta el viernes 16 de noviembre a las 19.00 horas en la Biblioteca Municipal de Carmona


“Helena es una mujer que en apariencia lo tiene todo, pero en el fondo, ella sabe que algo no cuadra en su apacible vida de ama de casa, casada y madre de dos hijas...."

Comenta
Entre catedrales

"Una catedral es la iglesia principal donde el obispo, con su cabildo catedralicio, tiene su sede y ocupa su cátedra. Pero cuando un espacio, un lugar, se convierte en emblema o es representativo de una actividad, también adquiere el carácter de catedral..."

Comenta
20100522110545 higo
l sexo solitario demanda una ingente producción de vaginas de plástico para un sofisticado deleite onanista


Comenta
2 TER

Una tertulia es como un embarazo, la concebimos, la gestamos y la parimos. Eso sí, intentamos que sea un parto sin dolor, por eso nos venimos a este Molino de la Romera, porque no hay mejor epidural que un buen vino.

Comenta
34mar

Margarita tiene esa extraña capacidad, reservada solo para algunas personas, de hacerte sentir bien con solo escucharla y mirarla a los ojos. Su personalidad como escritora se hace patente en las inquitudes culturales que siempre la acompañan.

Comenta
IMGP1310

Muy bien acompañado de familiares, compañeros del Club de Lectura El Tintero, amigos y lectores, el poeta carmonense Antonio Fernández presentó su libro en su tierra el pasado domingo. 

Comenta
VallaIES

De dudoso gusto estético no podemos más que sumarnos a lo que el captacán expresa, intentaremos buscar las diferencias....si las hay.

Comenta
2AF


Mañana domingo 18 de noviembre,  se prensenta en Carmona el segundo poemario de Antonio Fernández "Mientras las hormigas duermen" y para esta ocasión podemos conocer mucho más de su obra, reflexiones y sentimientos a través de la entrevista que le ha realizado nuestra redactora Maria del Carmen Fernández, su hermana. 

Comenta
01

"También hay gente que, por ponerse una medalla y dar la nota, prefieren el medallón (de merluza se entiende) o de bacalao al pil-pil cofrade...."

Comenta
Sorteo buena kWJ U601565580739W1H 624x385@RC

"Una buena suerte segura, un premio extraordinario repetido todos los días, acaban por aburrir con monotonía..."

Comenta
Campana3

El acto tuvo lugar en el stand que ANCCE preside en el evento con más repercusión en el mundo del caballo a nivel mundial: SICAB 2018.

Comenta
8

Para la ocasión, Álvaro tuvo a cada lado de la mesa a dos de los pilares fundamentales en su vida, tal y como recalcó el autor nada más comenzar: sus tías Carmen y Cati. Ambas, con gran entereza, pero evidente emoción, le dedicaron unas bellas y emotivas palabras a su sobrino.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados