Libertad de prensa
3 de mayo
Comentarios 1

CRISTOS DE CARMONA (VI): "La humilde y paciente espera" por Paco Prieto

|


CRISTOS DE CARMONA (VI): "La humilde y paciente espera" 

por Paco Prieto



La Humildad y la Paciencia son uno. Viven en Él, y Él vive en la casa del que guarda las llaves del Reino. No tiene barrio pero ni falta que le hace, porque Él en sí mismo es una ciudad entera cuando se abre la tarde del Viernes Santo que antes era madrugada. El simbolismo del blanco de sus fervorosos penitentes así lo atestigua, así lo legaron a la memoria de los tiempos. Él es la espera amarga de quien sabe lo que ha sucedido, lo que está sucediendo y lo que sucederá. Está sentado, pero camina. Camina solo sin más compañía que la calavera de la muerte que le ronda, y las piedras que por mandato divino se partirán en dos cuando sus Dolores terminen.


Él representa las amargas esperas de nuestras vidas. La espera eterna de un año intensificada en cuarenta días, y personificada en las horas previas a cada día de la Semana de la Pasión. La espera de quien aguarda en una fría sala de Hospital un diagnóstico, una mejora, una nueva vida, o una luz que se apaga. La espera del amor cuando está floreciendo, o de una llamada cuando la sombra negra del desempleo se sienta cada día a la mesa. La espera del momento de verlo pasar cuando sabemos que murió hace horas y aún así, lo esperamos con la mirada perdida en el blanco de su cortejo.Mirándolo a Él y comprobando cómo reposa la faz sobre sus nudillos y sentado espera "como cordero que es llevado al matadero". 


Es la Paciencia de un Dios representada en una mirada de resignación. Y pocos rostros como el suyo reflejan mejor un nombre compuesto. Paciencia ante la que podemos responder, que podemos asumir como su regalo, que podemos hacer nuestra y de la que muchos se han llenado en los peores momentos. Puede que con su imagen en la memoria y en el intervalo de cada segundo de cada tiempo de espera. Quien dijo aquello de "el que espera, desespera" no lo conocía a Él, eso es seguro. No entró a las puertas de la casa de San Pedro, no atravesó los bajos de una Giralda en miniatura, y no se quedó a contemplarlo unos segundos. Él espera sin desesperarse, y ahí radica Su grandeza.


Y siendo quien es, quiso esperar el martirio. El dolor de verse clavado en una Cruz por nuestros pecados. La agonía de una espalda destrozada a latigazos, de un pómulo hundido por una "bofetá", de un cuero cabelludo agujereado por miles de espinas, del hombro hundido por el peso del madero donde morirá. Y todo eso lo esperó callado, Humilde. Lección que no aprendemos en la historia de los tiempos pasados y presentes. Que la vanidad nunca debe superar a la Humildad. Que lo nuestro nunca debe parecer mejor que lo de los demás salvo cuando así lo demostremos. Que la lengua viperina para criticar por creernos mejores nos la pone el demonio y no Él, que siendo Dios, no usó su posición para librarse del castigo que espera sentado en las rocas del Gólgota.


La Humildad que Él tiene en su rostro y la que tanto nos falta para no presumir a la mínima en cualquier conversación. La Humildad de quien salvó a la humanidad y no se salvó a sí mismo. La Humildad de la incomprensión ante esa virtud en un mundo en el que necesitamos decir lo buenos que somos, lo que sabemos, lo que hacemos, y no nos damos cuenta de que demostrarlo es el mejor pregón de nuestras virtudes. Y así camina Él... sentado en la roca de nuestras culpas, con las dos virtudes en un solo nombre, y con los Dolores más expresivos regalados al rostro de Su Madre, que Él eligió la dulzura para el suyo en un momento tan amargo. Y sea madrugada, mañana soleada de Alameda, mediodía de paseo, o tarde noche de Viernes eterno, nos sigue recordando Su grandeza cuando pasa. La Semana muere y Él camina sentado. Nosotros respiramos con nostalgia, porque ya se acaba el tiempo por el que hemos aguardado todo un año, que se nos intensificó en cuarenta días. Con Él va terminando la Semana para la que agotamos la espera... la suya... la humilde y paciente espera.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
2 BN CON

La explanada que se encuentra delante de los Arcos de la Puerta de Sevilla se convirtió en un improvisado altar donde se rindió homenaje a Jian Lian Wan, comerciante chino que fue degollado en su tienda al impedir que robo de una litrona. A escasos metros de donde cayó abatido, más de trescientas personas se reunieron en la tarde de ayer lunes en una concentración donde se mostró la indignación y la repulsa por este acto criminal.

Comenta
Salida de los juzgados

El juzgado decreta su ingreso en prisión por los delitos de robo y homicidio tras degollar a la víctima en su tienda en la tarde del sábado de feriaa la que se negó a abonar el importe de una litrona.

Comenta
RRSS presentacion LA GUINDA DEL PASTEL Carmona


La escritora María del Carmen Fernández, continúa la saga protagonizada por Quique y Lola con el libro La guinda del pastel, una historia basada en la fuerza de la amistad.

Comenta
2 CAM

El escritor y colaborador habitual de este periódico, José Campanario Álvarez presentó el pasado sábado 19 en el Auditorio Municipal 'Jesús de la Rosa' de Tocina su ópera prima "Un personaje y su circunstancia", magistralmente representada por un estupendo elenco de actores locales que desmotraron durante toda la representación su gran profesinalidad y buen hacer. 

Comenta
1

"Ya huele a feria, como dice la sevillana de los Amigos de Gines. Ya huele a feria de Carmona con todos sus matices; desde las patatas fritas a los churros, pasando por el aceite refrito y su espeso contaminante..."

Comenta
Arqueológico 6

Es difícil describir la maravillosa sensación que se experimenta cuando se tienen la certeza y convicción de que se está ante un importante descubrimiento arqueológico que ha permanecido olvidado durante milenios. Y es común el noble deseo de darlo a conocer y compartirlo. Lo que no podía imaginar Manuel Ruiz, el descubridor de las estructuras que aquí se exponen, es el largo camino que tendría que recorrer para que se reconociese su descubrimiento, ante las críticas y el rechazo que el mismo suscitó ante la administración y la comunidad académica, que consideró que se trataba de unas estructuras geológicas, que no de factura humana.

Comenta
Alcaldes valle gualdquivir en Carmona

Uno de los primeros pasos que van a dar estos alcaldes es solicitar a la Junta de Andalucía la realización de un estudio que permita conocer con exactitud la realidad económico, social y demográfica de esta zona geográfica y, a partir de ese análisis, marcar una estrategia de desarrollo conjunto.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados