Comentarios 1

NO ME SORPRENDE por Daniel Castillejo Pons.

|


LOGOTRIBUNA


NO ME SORPRENDE 

por Daniel Castillejo Pons. 


No me sorprende nada todo el lío del ex-decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla. El catedrático, condenado a 7 años de prisión y a una indemnización global de 110.000 euros a las tres víctimas, ha estado dando clases hasta el día 10 de enero. Dado que los hechos de los que se le acusa, abuso sexual a dos profesoras y una becaria, sucedieron entre 2.006 y 2.010, parece que la Universidad no ha tenido prisa por solucionar el problema. Y, como ya he dicho, no me sorprende.

No es que no me sorprenda lo de los abusos sexuales. No seré yo quien diga que son práctica habitual en la universidad hispalense. Lo que no me sorprende es su lentitud en reaccionar, su laxitud ante el escrito dirigido al Rector por las afectadas en diciembre de 2.010, en el que lo ponían al corriente de los hechos, su falta de reacción ante la denuncia puesta por las tres víctimas a principios de 2.011 ante el Rectorado. 


Os pongo en antecedentes, por si no estáis al tanto del asunto. Entre 2.006 y 2.010, el condenado, Santiago Romero Granados (me niego a ponerle un Don delante, porque de eso tiene poco), abusó sexualmente de dos profesoras y una becaria de la facultad de la que era decano. Para poder perpetrar dichos abusos, el individuo se servía de amenazas y coacciones a las tres afectadas. Las amenazaba con no poder leer sus tesis. O con impedirles apuntarse a grupos de investigación. O, directamente, con echarlas. Las tres víctimas intentaron, primero, dar cuenta a la universidad del comportamiento de este personaje, pero obtuvieron nula respuesta por su parte, momento en el que decidieron llevar el caso ante los tribunales.

En todo este tiempo, la Univeridad de Sevilla no ha adoptado ni una sola medida cautelar para proteger a estas tres mujeres. Como resultado, y ante la continuidad del comportamiento del condenado, las tres tuvieron que dejar la universidad, mientras veían cómo él seguía en su cargo. Ya vemos cómo la universidad "castiga" los abusos en su seno.



Y, repito, no me sorprende. Podría aburriros con abusos, aunque de otro tipo, que viví en mis años universitarios. En mis propias carnes o en carnes ajenas. Recuerdo cómo un catedrático de la Escuela de Arquitectura, Rafael Diéguez, entraba como elefante en cacharrería en una revisión de un examen que había suspendido y, a voz en grito, daba aquélla revisión por finalizada. El profesor que revisaba mi examen me invitó amablemente a salir y allí murió mi posibilidad de aprobar. Recuerdo cómo ese mismo profesor se reía en clase de cualquier alumno que se le atravesara, despreciando especialmente a las féminas. Cómo el director de la escuela se reía de las quejas de los alumnos, aduciendo que "son cosas del profesor Diéguez". No puedo olvidar cómo un profesor tiró un trabajo que iba a entregar con un compañero por habernos retrasado unos minutos. O cómo un tribunal de proyecto fin de carrera hacía llorar a una compañera con comentarios despectivos y personales sobre su trabajo. O cómo una profesora me dijo en julio que no me presentara a septiembre con ella porque no iba a aprobar. Y suspendí.

La universidad no hace honor, precisamente, a su nombre, que habla de universalidad, siendo una institución tremendamente endogámica y anquilosada. El alumno es visto, en general, como una molestia. Los profesores, por lo menos en mi experiencia, no están ahí, la mayoría, para ayudarte. Los horarios de tutorías no se cumplen la mayoría de las veces, por lo menos en mi época. La colaboración interdepartamental es prácticamente nula. Para entrar tienes que pasar muchos años lamiendo culos, con perdón, y haciendo la pelota al catedrático correspondiente. La capacidad de autocrítica es, en la mayoría de los casos, nula. El propósito de enmienda, ni está ni se le espera.


Me llama mucho la atención, además, la tardanza de las tres mujeres en denunciar. Desconozco en profundidad lo que ocurrió. Me he informado a golpe de click. Pero tampoco me sorprende que aguantaran carros y carretas por miedo a perder, qué se yo, su puesto de trabajo, o la posibilidad de prosperar en el ámbito universitario. Y están en su derecho, no voy a ser yo el que juzgue a nadie. Pero me he acordado de un artículo que leí hace poco de Rosa Montero, en el que hablaba de los tibios de corazón, los indiferentes, los cobardes, la gente que no se levanta ante las injusticias, propias o ajenas. Vivimos en una sociedad llena de personas tibias, que aguantan carros y carretas por mantener su puesto de trabajo. Y, por una parte, lo puedo entender. El miedo muchas veces nos atenaza. Pero lo que no puedo aceptar, y por eso soy de los que se levantan y luchan y protestan, es la injusticia o el abuso. Porque nos llevan a una sociedad en la que no quiero vivir. Ni quiero que sea en la que vivan nuestros hijos.

Y cuando hablo de los tibios, no me estoy refiriendo a estas tres mujeres, que han hecho lo que han podido, pero que han tenido la mala suerte de vivir en un país de universidades ensimismadas y justicia lenta. Me refiero a los que las rodeaban, a los que fueron testigos de su sufrimiento. ¿Nadie vio nada en la facultad? ¿Ningún compañero de este tipo sabía nada del asunto? Si las tres víctimas hubieran sido arropadas por sus compañeros. Si hubiera habido más denuncias. Si no hubiera habido testigos a favor del condenado que ralentizaron el juicio, otro gallo habría cantado. Pero vivimos en un país de tibios, así que no me sorprende nada de lo que ha pasado. 


(Fotografía de Santiago Romero, condenado a 7 años de prisión por abusar de tres Mujeres mientras era Decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Sevilla)


Comentarios 1
Amontero 5

"Las contradicciones no siempre parten de una evidencia por la que se advierte lo contrario de lo manifestado, sino que, como en el vehículo de la imagen, lo “maxi” se hace “mini” por mor del servicio… a domicilio..."

Comenta
Aceitunasrobadas

Se investigan a 9 peresonas por hurto continuado y a tres por receptar las aceitunas hurtadas para su reventa


Vareaban los olivos con palos y escondían las ramas caídas para que los guardas y propietarios no notasen los robos

Comenta
IMG 9455

La portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra traslada al Comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir “el malestar” de los vecinos cercanos a la linde del río.

 
Comenta
VIERNESENLAUPO

Alrededor de 3.000 estudiantes de centros de Secundaria de Sevilla y provincia conocerán durante el curso la oferta de estudios y el campus de la Universidad Pablo de Olavide.

Comenta
Hoyporti

"Hace unos días, cuando iba camino del colegio con mis hijos, el destino quiso que mis pasos coincidieran con una pareja de abuelos que llevaban a su nieta a otro centro escolar que está bastante más lejos..."

Comenta
Noria01

"Hemos contado con un espacio muy especial para juntarnos y hacer ésto que tanto nos gusta en la cultura mediterránea: vernos y reconocernos, hablar y discutir, compartir comida y bebida, lamentarnos y reírnos… al fin, vivir y vivir juntos..."

Comenta
Victorlainez.elmundo.

Cuando una vida vale menos que un trapo pintado de colores, por mucho que sea un símbolo, algo no funciona como debiera en nuestra sociedad. Y no es que menosprecie el valor de nuestra bandera, de la bandera de España, a la que respeto y considero como algo propio, pero nunca un símbolo puede tener más valor que la vida de una persona.

Comenta

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Periodistacontactaconnosotros
Carteldemaricarmen
Villarosa

Junto con su novio, rompieron el cristal para llevarse la recaudación de una tienda de electrodomésticos. El importe de lo robado en la caja registradora ascendía a 2200 euros según los propietarios de la tienda.


El novio, un conocido delincuente de la localidad, ha sido localizado y detenido por agentes de la Policía Local de Carmona

Comenta
Petardos

Para ello, agentes de la Policía están visitando estacionamientos de la localidad recordando que la venta de productos pirotécnicos debe ser autorizada por la Delegación del Gobierno.

Comenta
Participantesopen1

Este evento internacional contará con Taekwondistas de diferentes lugares del Mundo como de toda España, Noruega, Dinamarca, Portugal, Andorra y Alemania.


Comenta
Larentaminimadeinsercion

El Consejo de Gobierno aprobará el martes 19 de diciembre el decreto que regula la puesta en funcionamiento de esta medida

Comenta
FIESTASYCOTILLONES


El Alcalde de Carmona, Juan Ávila, ha publicado un bando municipal por el que se controla y regula la celebración en la localidad de fiestas de fin de año, que deberán desarrollarse con unas garantías mínimas de seguridad.

Comenta
1sevillaremontada
El Sevilla FC se está acostumbrado a las remontadas épicas en las últimas fechas. El conjunto de la capital hispalense va poco a poco encontrando su juego, aunque la clave en estos últimos choques es la irregularidad. 
Comenta
AMISTADCARTELES

La Peña nos ha presentado para que difundamos entre nuestros lectores y lectoras sus ya tradicionales y entrañables actividades culturales de Navidad. 

Comenta
016LLAMA
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
ANUNCIOCORTATEFORMATOMEDIANO
Bienvenidosrefugiados
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE