Comentarios 1

FIN DE AÑO por Sonia López Souto ©

|




FIN DE AÑO

por Sonia López Souto


Mis padres se odiaban. Deberían haberse divorciado años atrás, pero no lo habían hecho. Simplemente convivían como podían, peleando y discutiendo entre ellos cada vez que se cruzaban, cosa por otro lado muy habitual viviendo en la misma casa. Pero cada año, en unas fechas tan señaladas como eran las Navidades, fingían que formábamos una unida y armoniosa familia feliz. Todas sus falsas sonrisas y sus forzadas carantoñas delante de los demás, me enfermaban. Casi los prefería discutiendo. Eso era lo que yo conocía, a lo que estaba habituada ya.


Hacía años que me había ido a vivir a un pequeño apartamento de una sola habitación. Era feliz en él. En mi mundo, con mis cosas. Pero en Navidades, cada año, me veía obligada a interpretar un papel en el que no me sentía cómoda. Por eso, y sólo por eso, aceptaba los planes de mis amigas para el día de Fin de Año. Mejor una abarrotada discoteca con ellas, que una embarazosa cena con mi familia.


-Yo espero por las copas – les dije – Id vosotras a bailar.


En realidad, lo que deseaba era pasar desapercibida. No tenía intención alguna de hacerme ver como intentaban mis amigas. Yo no necesitaba besar a un chico, guapo o no, para empezar bien el año. Con estar lejos de mis locos padres era más que suficiente.

Les entregué las copas de champán en cuanto el camarero me las sirvió. Sé que el hombre me hizo ojitos, pero yo apenas lo miré. No estaba de humor para coqueteos. Y aunque mis amigas me obligaron a quedarme en la pista de baile con ellas, me limité a vaciar mi copa. Varias veces, de hecho.


-Voy al baño – le grité a una de ellas, aunque creo que ni me escuchó.


Estaba un poco mareada, así que caminé con cuidado de no chocar con nadie. Cuando llegué a mi destino, me sentía exultante por haberlo logrado. Por suerte para mí, no había demasiada cola para entrar. Cuando salí de allí, una sonrisa se había instalado en mi cara. Tal vez la noche no sería tan mala, después de todo.


Entonces, lo que había logrado evitar en mi viaje de ida, sucedió en el de regreso. Mi entumecido cuerpo se dio de bruces contra otro mucho más fuerte. Jamás me había considerado una mujer baja pero tuve que elevar mi cabeza muy por encima de mí para poder mirarlo a la cara. Parpadeé varias veces para comprobar que no estaba soñando. O el alcohol me hacía delirar o tenía ante mí al hombre más guapo que había visto en mi vida.


-Perdona – le dije después de aclarar mi voz – No te había visto.


-Creo que es la primera vez que me dicen eso – rió él.


Me quedé en silencio, mirando aquellos increíbles ojos grises. Sabía que debía moverme, marcharme de allí, pero mi cuerpo parecía no responder. Que él me observase con igual intensidad, sólo me hacía permanecer inmóvil más tiempo.


-¿Estás sola? – habló por fin.


-He venido con mis amigas.


-¿Sólo amigas? No puedo creer eso.


-Es la verdad – me sonrojé.


¿Por qué me sonrojé si aquello no era ni siquiera un cumplido? Si me lo hubiese dicho cualquier otro, ya le habría respondido con alguna pulla mordaz de las mías. Si hubiese sido cualquier otro, lo habría avergonzado al momento.


-¿Puedo invitarte a tomar algo?


Si hubiese sido cualquier otro, le habría dicho que no. Si hubiese sido cualquier otro, me habría largado después, con una sonrisa triunfante en los labios.


-Claro – le sonreí.


Pidió champán para ambos y mientras esperaba a que nos lo sirviesen, volvió a fijar su vista en mí. Si hubiese sido cualquier otro, ya le habría dicho algo que le obligase a apartar la mirada.


-Me llamo Lucas.


-Tania – le tendí la mano. El roce con la suya provocó escalofríos en todo mi cuerpo.


-Un placer, Tania – besó mi mano. Si hubiese sido cualquier otro, ya lo habría golpeado por hacer eso.


Cuando anunciaron la cuenta atrás para la entrada al nuevo año, nos miramos de nuevo. Ninguno se movió.


-Te estarán esperando tus amigas – mi mano continuaba enlazada con la suya.


Si hubiese sido cualquier otro, habría aprovechado para escabullirme.


-No creo ni que noten mi ausencia.


Nos miramos mientras escuchábamos de fondo los gritos de los demás, contando hacia atrás las doce campanadas. Lucas di un paso hacia mí y rodeó mi cintura con su brazo para acercarme más a él. Si hubiese sido cualquier otro, lo habría empujado e insultado por tal osadía.


-Feliz año nuevo, Tania – me dijo cuando la cuenta atrás terminó.


-Feliz año nuevo, Lucas – me besó.


Si hubiese sido cualquier otro… pero no lo era. Era simplemente Lucas, el hombre de mi vida.


Comentarios 1

1 Comentarios

1

Que romántico el fin de año!

escrito por Cristina 01/ene/17    21:18

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
016LLAMA
PRESENTACINMESDELATAPA
El Ayuntamiento pone en marcha la primera edición del concurso 'Mes de la Tapa' que se desarrollará del 1 de noviembre al 10 de diciembre
Comenta
Vacaamontero
Los animales domésticos, criados en la compañía del hombre, resultan familiares por el parentesco del cruce de los días.
Comenta
Agricolacarmonense

El Ayuntamiento y Fomento Los Alcores apoyan la iniciativa de la Cooperativa Agrícola Carmonense para la creación de esta comunidad que beneficiará a más de 600 hectáreas del término de Carmona.

Comenta
AulaMayoresUPO 201718

Alumnos de Alcalá de Guadaira, Almensilla, Aznalcóllar, Bormujos, Castilleja de la Cuesta, Gerena, Gilena, Gines, Herrera, La Algaba, La Puebla de Cazalla, La Puebla del Río, Lebrija, Mairena del Alcor, Pedrera, Pilas, Salteras, Santiponce y Tomares inician el curso 2017-2018

Comenta
Tragediaensomalia
En un estado de guerra y desorden desde 1991, el país africano ha sufrido el peor ataque terrorista de su historia.


Los hospitales de la capital están totalmente desbordados ante la masiva llegada de heridos para los que no disponen de suficientes medicamentos ni de sangre para realizar transfusiones,
Comenta
Musicacontraelcncer
La cita para escuchar el concierto "MÚSICA CONTRA EL CÁNCER" ofrecido por 'Cuarentuna de Granada' es en el Teatro Cerezo de Carmona el sábado 28 de octubre a las 20,30 de la tarde, a un precio simbólico de 5 euros la entrada.
Comenta
Periodistacontactaconnosotros
74 2
La cita será en Carmona el Domingo 29 de Octubre, el objetivo, que participe el mayor número de personas posible, al igual que en año anteriores que se fueron batiendo récords de participación. 
Comenta
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
Bienvenidosrefugiados