Comentarios 1

PALMAS, PALMITAS, PALMAS por Maria del Carmen Fernández.

|

PintaelmundodenaranjaPALMAS, PALMITAS, PALMAS por Maria del Carmen Fernández. 


De lunes a viernes me levanto a las 6:30 horas. Los fines de semana me permito el “lujo” de hacerlo un poco más tarde, aunque no demasiado porque las obligaciones me requieren. Os puedo asegurar que desde que pongo un pie en el suelo, hasta que me acuesto, es un no parar. Soy lo que comúnmente se conoce como una currante. Una currante que se deja la piel y algo más en cumplir con sus obligaciones laborales, familiares y sociales. Años de lucha, trabajo y esfuerzo para salir adelante día tras día, e intentar conseguir así una vida medianamente digna para mi familia y para mí. 


Pelotasbesuquiles

He aguantado, con más pena que gloria, los estoques de la crisis en todas sus vertientes: recortes por doquier, bajada indecente de ingresos, pérdida de derechos y aumento de obligaciones… Y nunca me han palmeado. Lógico. No hay motivos para ello. Todo lo que hago entra dentro de la rutina de millones de españoles que, como yo, cumplimos nuestras obligaciones como personas y como ciudadanos. 


No es de extrañar pues que, hace unos días, se me removieran las entrañas al escuchar de manera involuntaria un fragmento de la conversación de dos personas. Una de ellas alababa sin cortapisa el buen hacer de un político. Su interlocutor, sin pensárselo dos veces, le dijo que era su trabajo, que no había por qué alabarlo; a lo que el otro, de manera convencida, le contestó que también podría no hacer nada y cobrar igualmente el sueldo. “Tú eres un palmero”, fue lo último que escuché por parte del más indignado de los dos. Como buena currante, yo también me indigné. Y me enfadé. Y me apené.


No entiendo cómo se ha llegado al punto de dar por bueno que, ser político y no cumplir con las obligaciones que conllevan dicho cargo, se puede considerar como normal. Tampoco entiendo por qué hay que aplaudir cada vez que ejecutan algo de lo que había en su programa electoral: cobran por ello, es su deber. Vamos a ver, trabajar en política es voluntario, no obligatorio. Además, no se hace de manera gratuita, ni altruista: cobran un sueldo más que interesante por ser servidores públicos. Un sueldo que pagamos entre todos, y que no ha sufrido ningún tipo de menoscabo a pesar de la crisis económica. ¿Le pagarían ustedes un salario a alguien por no hacer nada? Evidentemente no. ¿Os aplauden por cumplir con vuestras obligaciones todos los días? Imagino que tampoco.


Pelotas

Yo desde luego, si tengo que aplaudir a alguien, aplaudo a los que día tras día, y a pesar de la situación económica, tiran para delante con este país: personal sanitario que intenta sanar con más voluntad que medios; docentes que son culpados injustamente del mal funcionamiento de la educación; cuidadores de personas dependientes que aparcan su vida para atender la de otros; jubilados que estiran su paga como si fuera chicle; familias que tras perderlo todo en esta puñetera crisis, han sabido reinventarse y ponerle una sonrisa a la vida; currantes que a pesar de estar trabajando, a duras penas llegan a final de mes.


A todos ellos yo les hago una y mil veces palmas, porque hay que tener arte para vivir así y no morir en el intento. Los políticos, sean del color que sean, recibirán mi aplauso el día en el que, a la hora de realizar su trabajo, antepongan el interés de todos los ciudadanos a sus propios intereses partidistas o económicos. Ese día, será cuando realmente estén cumpliendo su verdadera función: ser servidores públicos./Maria del Carmen Fernández.



Nota de la Redacción: 


Victor Santos Gascueña conceptualizó a los Palmeros en la edición de '20 minutos' publicada el 16 de enero de 2014:

Palmeros, ¿qué sería España sin ellos?

Cuán importante es su labor. No hay sarao, fiesta o negocio que se lleve a buen término si no se cuenta con su presencia. Siempre en sintonía con la voz dominante actúan como amplificador de su patrocinado, jaleando y coreando sus iniciativas sin cuestionarse jamás otra cosa que no sea objetivo distinto al de su jefe de filas.EFE

No son mecenas ni filántropos aunque lo puedan parecer. Siempre les mueve algún interés; pecuniario en unos casos… el coqueteo con el poder en otros.

Queridos y apreciados en su círculo y denostados fuera tienen una capacidad que les hace supervivientes… Son camaleónicos… su capacidad de adaptación al medio es impresionante…


¿Qúe sería España sin ellos…?



Comentarios 1
Cambioclimatico3


"Como bien explican en el blog culinario El comidista, el pan tucama original que gracias a mi menorquina madre he podido disfrutar desde que tengo uso de razón, comienza por un buen pan, de tipo payés, de estos que tienen huecos y espacios que serán colonizados en su momento por el aceite de oliva..."

Comenta
Muertos gurtel
Siento decepcionar a muchos de los incondicionales de Halloween, esa fiesta importada, de tradición celta y con mucho arraigo en los países sajones.
Comenta
Plantarunrbol

"Entre el ingenio del poeta cubano José Martí y la adaptación del relato de un mensajero del islam se hallan las razones de una recomendación principal: antes de dejar la vida –o de que esta nos deje- importa hacer tres cosas. A saber:..."

Comenta

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Periodistacontactaconnosotros
Seorganancapturatuconciencia

Por cada reproducción del video se dona un céntimo a la Asociación protectoras de animales 'Peludos de Córdoba' y ya ha conseguido recaudar 1.000€. El objetivo ahora es llegar a las doscientas mil reproducciones y continuar, al final del articulo insertamos el video, merece la pena conocer las historias que en el se cuenta y de paso se colabora con una buena causa. 

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
Op Azano Sevilla Editada.Imagenfija002

Los implicados son 3 personas, una de ellas, antigua cuidadora de la víctima, una anciana de 90 años.

Los autores del asesinato conocían perfectamente los hábitos de la víctima y dónde ocultaba el dinero.

Comenta
Trodereyes1
"El último rey que tuvo Carmona, hace ya un milenio más o menos, fue, como ya sabe usted, Al-Aziz ben Ishaq al-Mustazhir..."
Comenta
CALLECONGENTE 1
No, nos arruguemos, sobre todo, porque no tenemos ninguna razón para hacerlo.
Comenta
Amontero 2
La producción en serie no es propia de esta cadena de montaje, dispensada sea la comparación si en algo viene a propósito de la fotografía.
Comenta
016LLAMA
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
ANUNCIOCORTATEFORMATOMEDIANO
Bienvenidosrefugiados