Comentarios 1

RESPETO por José Campanario Álvarez.

|

NOMASVIOLENCIAELGRIFOCONTEXTO 2

RESPETO por José Campanario. 


No soy muy partidario de hacer distingos por razón de sexo. Eso de que un sexo sea superior a otro creo que está superado, al menos para muchas personas. Que todavía queden pocos o muchos a los que interese mantener las diferencias hombre-mujer por razones económicas, es otra discusión. Porque los que piensen que alguno es superior o inferior a otro por el hecho de ser hombre o ser mujer, es simplemente para arrinconarlo en el lugar más frío del Sheol*.


Pienso que lo más normal es tratar de igual a igual teniendo muy presente que las diferencias entre hombre y mujer son insalvables. Diferencias tanto en lo físico como en la forma de pensar, de sentir y de concebir muchas cosas. Pero la diferencia no puede ser nunca equivalente a desigualdad. Afortunada diferencia (a favor de la mujer) que decía un famoso pensador. La mujer, en la inmensa mayoría de los casos, es referente de sensatez, abnegación, ternura, esfuerzo, capacidad, saber dar amor… por eso merece el respeto de todo hombre que se precie.


Cuando salta la noticia de un episodio de maltrato hacia la mujer, a las personas normales, hombres y mujeres, se nos revuelve el estómago. Si nunca caben, en parámetros de normalidad, comportamientos violentos, mucho menos tienen justificación ni cabida la violencia contra la mujer por parte de un hombre. Si un hombre utiliza su fuerza de forma violenta contra una mujer es porque su concepto de masculinidad lo tiene muy poco claro. Un hombre, nunca puede utilizar la violencia contra una persona. Si además se ampara en que tiene mayor fuerza física para violentar a una mujer, es porque su fuerza mental o está bajo mínimos, o sencillamente no existe. La inteligencia siempre está reñida con el uso de la violencia.


Hay que tener una mente muy estrecha y enfermiza para maltratar a una persona a la que se supone que se ama. Cuando se ama a una persona nunca, bajo ningún concepto, se le hace daño. Todo lo contrario: la ternura sí es síntoma de amar. Y no valen excusas de hábitos sociales, de haber soportado maltrato o haber sido testigo del maltrato. Una persona normal, debe superar episodios desnaturalizados como son los de violencia, tanto con mujeres como con niños. Son muchos los que, siendo conscientes del daño que ocasionan, se amparan en una infancia infeliz o en problemas socio-laborales o de cualquier otra índole, para infligir maltrato a su pareja. Las justificaciones psicológicas no son más que eso: justificaciones. Al menos es la valoración que me merece.


Quien no sea capaz de dar amor a una mujer, de reconocer las cualidades que tienen implícitas el carácter femenino, quien no sea capaz de considerarla igual en derechos y obligaciones, es que no es digno de ser amado por la mujer.


Otra cosa es la diferencia, ¡bendita diferencia!. Por supuesto que siempre salen ganando las mujeres./José Campanario Álvarez



*Sheol: lugar sombrío y frío donde, según el judaísmo, iban las almas de los muertos en pecado.



Comentarios 1
POTAJESOLIARIO

La cita es el próximo domingo 26 de Noviembre a las dos de la tarde en la Caseta de la Giraldilla. 

Comenta

1 Comentarios

1

magnifico artículo. Pepe, me identifico en el análisis que haces. ¿Por qué se sigue maltratando a quien en su vientre nos tuvo?

escrito por simon 24/nov/16    12:02

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Periodistacontactaconnosotros
4RM 2

LogoTdP 2

"Hace pocos días, recibí el correo de una persona mayor, donde me detallaba los problemas que tenía para poder tirar la basura al contendedor..."

Comenta
016LLAMA
Bienvenidosrefugiados
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
ANUNCIOCORTATEFORMATOMEDIANO