Comentarios 1

LA IGUALDAD ENTRE HOMBRES Y MUJERES, ESA LEYENDA URBANA, O CÓMO SE HA ESTAFADO A LAS MUJERES CON LA EXCUSA DE LA IGUALDAD

|

La Periodista Ana Varela, Bilbaína de nacimiento, vive en Madrid y comparte reflexiones con nosotros sobre distintos temas de la actualidad, eso sí con una visión muy personal de la vida.

De su Blog "VARELADAS"



LA IGUALDAD ENTRE HOMBRES Y MUJERES, ESA LEYENDA URBANA, O CÓMO SE HA ESTAFADO A LAS MUJERES CON LA EXCUSA DE LA IGUALDAD

Por Ana Varela ©


Trabajas fuera de casa y eres independiente. Dicen, y te dices a ti misma para autoconvencerte, que te has liberado, que, por fin, eres una mujer realizada. Libre, al fin, del yugo del hogar y libre, por qué no, también, del imperio masculino. Pero miras a tu alrededor y algo no termina de encajar. No puedes evitar la sensación de que algo falla, que te han estafado con la excusa de la igualdad. Ah, pero la liberación ¿era esto?. Trabajar fuera de casa y, después, llegar a casa y seguir trabajando. Pues vaya negocio.


Nos hemos liberado, somos independientes económicamente, qué duda cabe. Somos, por fin, iguales en obligaciones. En cuestión de der

echos, en cambio, la cosa cambia. Hemos logrado dar el paso y salir a la calle a trabajar Lo que no hemos conseguido es que l

os hombres entren en la cocina. Salvo excepciones dignas de enmarcarse, por lo infrecuentes.

Las españolas hemos avanzado, y mucho, en los últimos 30 años. Crecimos en familias en que nuestras madres, en el apartado profesión de su DNI, decía labores del hogar. Nuestros padres, mientras tanto, trabajaban fuera. En apenas 30 años, nosotras, hemos salido a la calle a ganarnos el pan ( con algo más, a poder ser). Hoy son ya muy pocas las que sólo son amas de casa ( apenas un 16% y en su mayoría mujeres mayores)


Ya no existen programas como el de Elena Francis, con anticuados consejos para las mujeres. Y los consejos de Pilar Primo de Rivera, como el de la ilustración, hoy, nos provocarían risa. Pero la mentalidad no ha cambiado tanto. Ahora, eso sí, todo es más sutil. Sin embargo, nos sigue delatando el lenguaje.



Se sigue invitando a los hombres a colaborar, a contribuir en las tareas de la casa. Y yo me pregunto dónde está escrito que las labores del hogar sean cosa de mujeres: que los hombres no puedan planchar, sean alérgicos a hacer las compras ( excepto al Leroy Merlin o el Bricomart), no sepan encender la cocina ( Bertín Osborne presume en todos los programas de Mi casa es la tuya de no saber hacerlo) o que, si limpian el polvo, corran el riesgo de sufrir de urticaria. No sé dónde está escrito. Pero, si está escrito en alguna parte, habrá que borrarlo.



Compañeras que se quiebran la cabeza cada día pensando qué poner de comer al día siguiente, preocupación que, me arriesgo a intuir, rara vez es una prioridad entre los hombres. Mujeres que no optan a puestos de más responsabilidad porque ser madre es un trabajo a tiempo completo. Hasta hay un Club que se autodenomina de las Malas Madres. Sabes por qué. Porque las mujeres siempre sienten que tienen que renunciar a algo: o a su carrera o la infancia de sus hijos. No son malas madres, pero el mundo las considera así porque, como dice su manifiesto, “tienes metas en la vida y planes en los que no entran tus hijos”. Y acaban asumiendo la definición. Hoy por hoy, ningún hombre tiene que elegir. Ni se lo plantea.



                                                                                     (Imagen tomada del Club de las malas madres)


Si tu casa no está lista para la visita del próximo inspector de hogares ( figura que no existe pero que bien puede ocupar tu suegra, tu madre o cualquier pariente convencido de que la limpieza del hogar es una tarea esencialmente femenina); si tus hijos no tienen las notas mejores del mundo o no son buenos deportistas, la culpabilidad acecha a las mujeres, como un perro de presa, dispuesto a hacerte sentir mal. No se lo consientas.


Juraría que ellos no se sienten culpables. Te tocará oír a muchos hombres quejarse de no poder leer ni el periódico cuando sacan a pasear a sus hijos, en su contribución grandiosa y generosa a la paternidad. La custodia compartida, en casos de separación, sigue siendo una excepción. Sabrás que muchos hombres presumen de hacer a propósito mal las tareas de la casa , 

para conseguir de sus inocentes mujeres un: “déjalo, anda, ya lo hago yo“. Y te consta que muchos padres, si se despierta el bebé en medio de la noche y lo oyen, automáticamente dan un codazo a su mujer para que se levante.




(Los titulares nos delatan. Se invita a los hombres a colaborar. La imagen del hombre planchando, ese ser casi desconocido.)


2varelacolabora




No es extraño que, obligadas a ser Súpermujeres, a la vez mujeres/ esposas/amantes/ madres/amas de casa/ cuidadoras de enfermos y ancianos , muchas veces frustradas y casi siempre agotadas, las españolas corremos el riesgo de acabar decidiendo volvernos a casa. Como empiezan a hacerlo las japonesas. Una de cada 3 ha decidido que, en vista de lo ocurrido, es mejor ser, directamente ama de casa. Un error que obliga a las mujeres a retroceder a la dependencia total del hombre. Volver al redil no es muy buena idea. Es un debate innecesario y peligroso. Pregúntate si algún hombre querría ser amo de casa a tiempo completo. Se consideraría a sí mismo un mantenido.


Y mientras nos ocupamos de naderías como si nos llaman ciudadanos o ciudadanas, miembros o miembras, nos olvidamos del fondo de la cuestión. Porque no son los nombres de las cosas los que las transforman. Es la realidad la que hay que cambiar. Que hombres y mujeres seamos distintos , que no enemigos, no significa que las cosas no puedan cambiar y tengan que ser eternamente como han sido hasta ahora.


Han cambiado los tiempos. Indudablemente. Pero todavía queda mucho, mucho, camino por recorrer. De momento, la frase que más veces tendrás que oír, resígnate, es el ¿Pero no queríais igualdad?, como argumento para no invitarnos ni a un triste café. / Ana Varela ©



(Encantador consejo que se daba a las mujeres por la Sección Femenina, Sección que existió hasta la muerte de Franco.)



Comentarios 1
Cambioclimatico3


"Como bien explican en el blog culinario El comidista, el pan tucama original que gracias a mi menorquina madre he podido disfrutar desde que tengo uso de razón, comienza por un buen pan, de tipo payés, de estos que tienen huecos y espacios que serán colonizados en su momento por el aceite de oliva..."

Comenta
Muertos gurtel
Siento decepcionar a muchos de los incondicionales de Halloween, esa fiesta importada, de tradición celta y con mucho arraigo en los países sajones.
Comenta
Plantarunrbol

"Entre el ingenio del poeta cubano José Martí y la adaptación del relato de un mensajero del islam se hallan las razones de una recomendación principal: antes de dejar la vida –o de que esta nos deje- importa hacer tres cosas. A saber:..."

Comenta

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Periodistacontactaconnosotros
Seorganancapturatuconciencia

Por cada reproducción del video se dona un céntimo a la Asociación protectoras de animales 'Peludos de Córdoba' y ya ha conseguido recaudar 1.000€. El objetivo ahora es llegar a las doscientas mil reproducciones y continuar, al final del articulo insertamos el video, merece la pena conocer las historias que en el se cuenta y de paso se colabora con una buena causa. 

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
Op Azano Sevilla Editada.Imagenfija002

Los implicados son 3 personas, una de ellas, antigua cuidadora de la víctima, una anciana de 90 años.

Los autores del asesinato conocían perfectamente los hábitos de la víctima y dónde ocultaba el dinero.

Comenta
Trodereyes1
"El último rey que tuvo Carmona, hace ya un milenio más o menos, fue, como ya sabe usted, Al-Aziz ben Ishaq al-Mustazhir..."
Comenta
CALLECONGENTE 1
No, nos arruguemos, sobre todo, porque no tenemos ninguna razón para hacerlo.
Comenta
Amontero 2
La producción en serie no es propia de esta cadena de montaje, dispensada sea la comparación si en algo viene a propósito de la fotografía.
Comenta
016LLAMA
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
ANUNCIOCORTATEFORMATOMEDIANO
Bienvenidosrefugiados