Comentarios 1

"DULCEMENTE TUYA" por Maria del Carmen Fernández.

|

DULCEMENTE TUYA por Maria del Carmen Fernández. 


“Amanda vivía en un continuo dilema desde el día que los volvió a ver, ¡y encima estaban juntos! Con el esfuerzo, tanto mental como físico, que le había costado olvidarlos, se maldijo una y mil veces al posar su mirada de nuevo en ellos y, lo que es peor, se odió a sí misma por volver a desearlos. ¿Por qué habían vuelto? A raíz del último encuentro con el moreno, su vida había sido un infierno. Y eso que fue ella quien decidió cortar esa relación de dependencia que tenía con él. La vida a su lado era como vivir en una nube de deseo insaciable: siempre quería más, nunca estaba satisfecha, y al final pagó las consecuencias de sus excesos. Al terminar de manera tajante esa tormentosa relación, no se reconocía ante el espejo, y se juró que sería la última vez que se acercaría a uno de ellos, daba igual a quién, porque los dos le producían un placer descomunal e indescriptible. El moreno era fuerte y tierno a la vez. Y el rubio le hacía disfrutar lentamente al saborear su parte más dura. Cada vez que pensaba en ambos, no podía evitar morderse el labio inferior dejando entrever el irrefrenable deseo que sentía hacia los dos.






Harta de soñar con ellos día y noche, harta de verlos a diario y obligarse a mirar para otro lado, se dijo para sí misma, ¡qué narices!, la vida son dos días y

hay que disfrutarla a tope. Y tan a tope estaba dispuesta a disfrutarla, que en esta ocasión, iba a saciar sus ganas con los dos a la vez.


Una mañana, dispuesta a todo, entró con paso firme en el local en el que los veía juntos desde hacía varias semanas y, con la mirada fija en ambos, le dijo a la dependienta: “Por favor, deme una tableta de turrón de chocolate y otra de turrón de almendra”.


Hace unas tres semanas, al entrar en la panadería a comprar el pan, me quedé asombrada al ver que había sido invadida por unos atractivos inquilinos: los dulces navideños. Turrones, rocos de vino, alfajores, bolitas de coco… se habían adueñado de gran parte del mostrador para exhibir allí el colorido de sus envoltorios, y convertirse así en objeto de deseo para los más golosos. Pero esto no es todo. Lo más curioso e increíble es que la dependienta me confirmó que ya había vendido la mitad de toda la mercancía, ¡la Navidad se estaba asomando y yo aún vestía en manga corta!


Bromas aparte, lo cierto es que con la llegada de estos riquísimos mensajeros de la Navidad, también llegan calorías a tropel que, si no controlamos su ingesta, se convierten en pesados kilos de más difíciles de eliminar. Actualmente, el 18,7% de la población andaluza (hasta un 22,5% de niños), padece sobrepeso, convirtiéndose así en la segunda comunidad autónoma con mayor número de personas obesas, por detrás de Extremadura. Por este motivo, la Junta de Andalucía ha impulsado la primera ley autonómica contra la obesidad: Ley para la Promoción de una Vida Saludable. Con esta ley en la mano, el ejecutivo podrá sancionar económicamente a los colegios que no dispongan de menús saludables en los comedores escolares, a los restaurantes que no proporcionen agua potable gratuita a sus clientes, a los bares y restaurantes que no adapten las raciones de alimentos a las necesidades de las familias según su tamaño(para evitar que se tire comida o que se coma de más) y a los centros comerciales que no instalen una fuente junto a máquinas expendedoras que ofrecen otro tipo de bebidas.




Todo lo anterior me parece genial si con ello se intenta educar tanto a la población adulta como a la infantil para que coma de forma saludable y moderada: la obesidad no es una cuestión de estética es de salud. Pero como de momento nuestras autoridades no nos acompañan a hacer la compra, está claro que nosotros tenemos la última palabra a la hora de decidir qué y cuánto comer; y con estas fiestas invernales a la vuelta de la esquina, esa decisión se ve influenciada por el nacimiento de la “gula navideña”.



No se trata de no disfrutar de las exquisiteces propias de la Navidad, aunque sea meses antes de su llegada, se trata de comer con moderación para no llegar a la cuesta de enero con esos kilos de más que, además de afectarnos a nuestra salud y bienestar, nos hacen más pesado si cabe el comienzo de un nuevo año. 


Comentarios 1
POTAJESOLIARIO

La cita es el próximo domingo 26 de Noviembre a las dos de la tarde en la Caseta de la Giraldilla. 

Comenta

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Periodistacontactaconnosotros
4RM 2

LogoTdP 2

"Hace pocos días, recibí el correo de una persona mayor, donde me detallaba los problemas que tenía para poder tirar la basura al contendedor..."

Comenta
016LLAMA
Bienvenidosrefugiados
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
ANUNCIOCORTATEFORMATOMEDIANO