Comentarios 1

MATA A SU MUJER EN BENICÁSSIM (CASTELLÓN) Y HIERE A SUS DOS HIJOS DE 11 Y 13 AÑOS CON UN CUCHILLO

|


Una mujer ha sido asesinada ayer miércoles en su vivienda de Benicàssim por su marido. Los dos hijos de la víctima, de 10 años y 13 años, han resultado heridos y han sido trasladados en una ambulancia del SAMU a un centro hospitalario.


El niño de 13 años ha sido agredido con un arma blanca y permanece hospitalizado "en estado grave", según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno.


El suceso se ha producido minutos antes de las ocho de la mañana cuando el hombre, de 40 años y de nacionalidad española, ha agredido con un arma blanca a su pareja, originaria de Hungría y que responde al nombre de Kristina S., de 43 años, y le ha causado la muerte.


El presunto agresor, ha comunicado al teléfono 112 de Emergencias haber cometido el crimen y ha sido detenido por la Guardia Civil.


Hasta el lugar del suceso se han traslado una patrulla de la Generalitat Valenciana, así como agentes de la Policía Local de Benicàssim y de la Guardia Civil.


Las diligencias por estos hechos las lleva a cabo la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Castelló.

Un cuchillo de cocina, el arma



Un cuchillo de cocina ha sido el arma que ha utilizado el hombre. Así lo ha explicado el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, tras el minuto de silencio que se ha guardado a las puertas de la Delegación para condenar este crimen machista, que ha dejado la cuarta víctima mortal de este año en la Comunitat Valenciana, la primera de la provincia de Castelló.


Moragues ha señalado que "desde el primer momento" el hombre ha reconocido los hechos, y ha sido el que ha llamado a las 7.55 horas de esta mañana al 112 para alertar del suceso.


Una patrulla de la Guardia Civil ha acudido entonces al domicilio familiar, donde los agentes han encontrado a la mujer muerta y a sus dos hijos, una niña de 10 años -que cumple mañana 11- y un niño de 15, heridos con un cuchillo de cocina, por lo que han sido trasladado al Hospital de Castellón, al tiempo que han detenido al agresor.


Moragues ha precisado que el niño tenía heridas en el cuello y en diversas partes de su cuerpo, y su estado es "particularmente grave", con pronóstico reservado, y ha afirmado que, aunque no sabe cómo se han producido los hechos, quizá el menor "habrá ido a defender a su madre y como consecuencia de ello también ha recibido cuchilladas".


El delegado ha señalado que el hombre tiene 40 años, es español y trabaja en un cámping, mientras que la mujer, de 43 años y nacida en Hungría, trabajaba en un centro de mayores. Ambos llevaban años residiendo en esa localidad.


Ha asegurado que no constan antecedentes de denuncias previas, y ha explicado que el detenido, que está en la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón, pasará mañana a disposición del Juzgado de Violencia de género de Castellón.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
01

Como te decía, amigo Sancho, allá a los lejos distingo a la que llaman de buena fe Carmonagincia; atalaya propuesta candidata como ciudad mágica por el Patronato de Magos. Atraído por su reciente fama de azarosa, vamos a acercarnos con precaución

Comenta
Promesas

Nosotros no somos capaces de recordar cuanto tiempo lleva el cartel en ese lugar, creemos que está ya mimetizado con el paisaje y simplemente es algo cotidiano a nuestro paso, el objetivo incansable del captacán ha vuelto a dar en el clavo.

Comenta
Destrozos en el real

El nuevo robo se perpetró el pasado seis de enero y fue la patrulla de la Policía Local quien descubrió la puerta forzada de la escuela y avisó a su Directora de lo que había ocurrido, al mismo tiempo que puso el hecho en conocimiento de la Guardia Civil quien es la competente en estos casos para iniciar la investigación.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados