Comentarios 1

MUSEO DE LA CACA

|

EL término escatología tiene dos acepciones no ya contrapuestas sino inoportunas en su confluencia. En un caso alude al discurso de las últimas cosas, a la vida de ultratumba, desde las creencias o doctrinas que la sostienen. Y en otro a cuestiones relacionadas con los excrementos, desde imágenes y expresiones soeces hasta doctrinas también, pero en este caso de carácter más científico, emparentadas con la coprología. E incluso, si se quiere, con la cultura popular que, por algo será, dice "cagapoquitos" a los pusilánimes y cursis. Pues bien, si anteayer el Día Internacional de los Museos animó las visitas a sus estancias -lo que debería ser más costumbre que excepción- , el que se abra, en Inglaterra, un Museo Nacional de la Caca, National Poo Museum, puede ser recibido con cierto rechazo, ya que la mierda no es atractiva. Aunque sí lo resulte -casi nada el libro de los gustos- de manera fetichista o como tendencia sexual (coprofilia). Y hasta la cagada de un artista, disculpada sea la soez y escatológica expresión, llegó a exponerse -una guarrada, pero ya se sabe para cuánto dan eso de las "instalaciones" en las galerías de arte- bajo el presuntuoso título de "Mierda de un artista". Tanto, que pone fácil el juego de las palabras para dar con un artista de mierda. Estábamos con el nuevo museo, este nada pretencioso porque se haya cerca de un modesto zoológico, en una pequeña isla, y el catálogo de excrementos se limita a no muchas especies con algún que otro excremento fósil (cropolito) hecho de caca prehistórica. El tratamiento de las piezas expuestas no es muy sofisticado, aunque tiene su técnica: primero los excrementos se desecan y después se colocan en unas cápsulas de resina transparente, sobre unos soportes con luz que permiten la contemplación detenida y detallada de la obra defecada. Dicen los fundadores del museo que una de las principales intenciones de su colección inicial no es otra que la de propiciar un acercamiento menos rechazable a la mierda. Expresión esta malsonante y aplicada a excremento, del mismo modo que mandar a la mierda es una forma grosera de mandar a paseo, cuando algo produce desagrado, enfado o rechazo. Ahora bien, puestos a divulgar qué revelan las heces por su hechura o condición, no estará de más una sala dedicada al estiércol como obra maestra ante tan menudas caquitas encapsuladas y expuestas en un museo que se inauguró, vaya el modo a propósito, rompiendo una tira de papel higiénico.


Comentarios 1
POTAJESOLIARIO

La cita es el próximo domingo 26 de Noviembre a las dos de la tarde en la Caseta de la Giraldilla. 

Comenta

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Periodistacontactaconnosotros
4RM 2

LogoTdP 2

"Hace pocos días, recibí el correo de una persona mayor, donde me detallaba los problemas que tenía para poder tirar la basura al contendedor..."

Comenta
016LLAMA
Bienvenidosrefugiados
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
ANUNCIOCORTATEFORMATOMEDIANO