Comentarios 1

ZOMBIES DEL SMARTPHONE

|




SI hubiéramos de reparar en qué objetos o elementos cotidianos representan la verticalidad, los semáforos serían una muestra bien a propósito, incluso con esa evocación marcial de su color característico. De parecido modo, puestos a señalar maneras cívicas -que estas no debieran olvidarse en lo que se da en llamar educación para la ciudadanía-, andar por las calles y la vías públicas atentos a los otros viandantes 


-si se saluda con cortesía, pues casi para nota-, comprobar las luces de los semáforos y atravesar las vías por los pasos de cebra, darían buena razón de la urbanidad. Término, este último, que, como establece el Diccionario, denota cortesanía, comedimiento, atención y buen modo. Ahí es nada para regir el desenvolvimiento cotidiano de cada quisque. Pues bien, tanto lo uno, la verticalidad, como lo otro, la urbanidad, se tuercen ante la dependencia obsesiva y acaparadora que los teléfonos inteligentes, smartphone, ejercen en viandantes abducidos por las redes sociales o de mensajería y toda la parafernalia de aplicaciones y servicios que prestan esos dispositivos. Tanto, que en la ciudad alemana de Augsburgo están poniendo a prueba unos semáforos horizontales, con luces led a ras de suelo, que parpadean a la vez que las de los semáforos convencionales. Sobre todo, cerca de las paradas de los tranvías, para que conspicuos miembros de la generación digital, que se desplazan cabizbajos y concentrados en el móvil, no arriesguen su integridad en un atropello, al no percatarse del aviso de los semáforos.


Nuestro país, en esta adicción tecnológica, no va a la zaga, ni mucho menos, dado que la disposición y uso del smartphone es cerca de diez puntos superior a la media mundial, con unas cinco horas al día dedicadas a los dispositivos con conexión a internet, entre los que destacan los teléfonos. Y dicen los funcionarios municipales de Augsburgo que el semáforo normal ya no está en la línea de visión de muchos peatones hoy en día; convertidos, por mor de una denominación ocurrente, en "smombies", mitad smartphone mitad zombies. Verticalidad truncada, según se advierte, y urbanidad reducida a la mínima expresión, o a su carácter virtual, por el aislamiento que produce ensimismarse con las pantallas táctiles. Hay países en los que se ha resuelto multar a quienes transiten así, pero la prohibición no debe intimidar mucho a los zombies, digo a los nativos digitales. 



Comentarios 1
Cambioclimatico3


"Como bien explican en el blog culinario El comidista, el pan tucama original que gracias a mi menorquina madre he podido disfrutar desde que tengo uso de razón, comienza por un buen pan, de tipo payés, de estos que tienen huecos y espacios que serán colonizados en su momento por el aceite de oliva..."

Comenta
Muertos gurtel
Siento decepcionar a muchos de los incondicionales de Halloween, esa fiesta importada, de tradición celta y con mucho arraigo en los países sajones.
Comenta
Plantarunrbol

"Entre el ingenio del poeta cubano José Martí y la adaptación del relato de un mensajero del islam se hallan las razones de una recomendación principal: antes de dejar la vida –o de que esta nos deje- importa hacer tres cosas. A saber:..."

Comenta

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Periodistacontactaconnosotros
Seorganancapturatuconciencia

Por cada reproducción del video se dona un céntimo a la Asociación protectoras de animales 'Peludos de Córdoba' y ya ha conseguido recaudar 1.000€. El objetivo ahora es llegar a las doscientas mil reproducciones y continuar, al final del articulo insertamos el video, merece la pena conocer las historias que en el se cuenta y de paso se colabora con una buena causa. 

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
Op Azano Sevilla Editada.Imagenfija002

Los implicados son 3 personas, una de ellas, antigua cuidadora de la víctima, una anciana de 90 años.

Los autores del asesinato conocían perfectamente los hábitos de la víctima y dónde ocultaba el dinero.

Comenta
Trodereyes1
"El último rey que tuvo Carmona, hace ya un milenio más o menos, fue, como ya sabe usted, Al-Aziz ben Ishaq al-Mustazhir..."
Comenta
CALLECONGENTE 1
No, nos arruguemos, sobre todo, porque no tenemos ninguna razón para hacerlo.
Comenta
Amontero 2
La producción en serie no es propia de esta cadena de montaje, dispensada sea la comparación si en algo viene a propósito de la fotografía.
Comenta
016LLAMA
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
ANUNCIOCORTATEFORMATOMEDIANO
Bienvenidosrefugiados