Comentarios 1

IMPLANTE A PLAZOS.

|

DETERMINADOS desempeños profesionales, quizás por su carácter y naturaleza, parecen preservados de los abusos, los fraudes, los atropellos que perturban a los que se ponen en manos de quienes los ejercen. Y entiéndase esto último, ponerse en manos, tanto en sentido figurado como real. Es el caso de los protésicos dentales y de los odontólogos, cuando la higiene y la salud bucodental -aunque para muchos aún resulte una necesidad imperiosa que se convierte en lujo imposible- ya son cuidadas con posibilidades de financiación menos estragadoras para los bolsillos del común, llegado el momento de "arreglarse la boca". Pero no se olvide, acaba de decirse, que muchas demandas de asistencia a organizaciones que velan por la caridad -actitud de mayor alance y constancia que la circunstancial solidaridad-, y Cáritas lo es de modo señalado, corresponden a personas aquejadas por enfermedades o deterioros graves -que urgen la intervención de dentistas y protésicos- sin recursos para poder ponerles remedio.


No en estos casos extremos, sino en los de economías menos apretadas por la miseria aunque sin resultar agraciadas con el desahogo, reparó el protésico uruguayo que ha hecho una fortuna ostentosa -esto es, "ostentórea" en acuñación del dicharachero Jesús Gil y Gil, antes del colofón del "y tal y tal"- con las franquicias de Vitaldent. De modo que, llegado a España con poco capital de dinero contante, se percató de que abaratar el coste de los tratamientos dentales, con financiaciones a medida, podría resultar rentable y bien lucrativo al blanquear no solo los dientes, sino sobre todo el dinero que solía pedirse en metálico. Para que así pasará a una tramoya de sociedades interpuestas, con las que adquirir propiedades suntuosas y satisfacer aficiones que requieren un potosí.


Corrupción civil, entonces, como si la corrupción política fuera de otra naturaleza. Acaso con la máxima de que el dinero público no es de nadie -o de todos- y el de la factura del dentista sale de los bolsillos de cada quisque, el fraude de Vitaldent parece alterar más la sensibilidad social que las escandalosas tropelías protagonizadas algunos políticos y gestores de los asuntos públicos. Más no se olvide que los políticos son ciudadanos, tan sujetos como estos al dolor de muelas, que la honestidad es un patrimonio poco cotizado, y que hay tipos con la cara más dura que el titanio de los implantes a plazo.



Comentarios 1
POTAJESOLIARIO

La cita es el próximo domingo 26 de Noviembre a las dos de la tarde en la Caseta de la Giraldilla. 

Comenta

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Periodistacontactaconnosotros
4RM 2

LogoTdP 2

"Hace pocos días, recibí el correo de una persona mayor, donde me detallaba los problemas que tenía para poder tirar la basura al contendedor..."

Comenta
016LLAMA
Bienvenidosrefugiados
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
ANUNCIOCARMONACONSTRUYEFORMATOMEDIANO
ANUNCIOCORTATEFORMATOMEDIANO