Comentarios 1

El matacán; EL PRIMO BALTASAR por Francisco Eslava

|

02 (2)

El primo Baltasar

Matacan logo


Querido primo: Espero que al recibir la presente te encuentres bien, por aquí todos bien… regular y mal. No hace falta que te dé muchas explicaciones, pues sabes de sobra como está la salud en la familia. Ahora de lo que se trata es de preocuparme por la tuya en ese camino tan largo que realizas desde Oriente Próximo. En nuestro reciente encuentro te observé pletórico; tan es así que, quizás, por el exceso de dádivas (“Chivas Regal” de 12 años) te percibí más fortachón, corpulento, doble y, sobre todo, entregado por la causa. Ya te falta poco para culminar la gran hazaña de recorrer miles de kilómetros y cumplir la promesa de hacer felices a mucha gente. Como verás, en este último año, la estirpe no ha parado de caminar por esas veredas que llevan a metas gloriosas: Ayer Compostela, hoy Belén… como por aquellos cordeles y cañadas que recorría el abuelo Antonio, de feria en feria de ganado, con las bestias controladas por un puñado de hombres entregados a las órdenes del monarca: el sabio, el aventurero, el tratante, el patriarca… Para mis niños: El abuelo sentaíto.


Primo, hoy te toca ejercer de rey, y precisamente te han designado el papel de Baltasar, cuando apenas tienes destellos azabaches en los genes como algunos más próximos al árbol genealógico que se mantiene de generación en generación. Te han coronado como rey negro, y no sabes cuánto me alegro de que la fortuna te haya puesto el color africano del Homo sapiens que hizo cuna de la Humanidad. Cuánto me alegro que puedas representar un reinado cuyos súbditos llaman a nuestra puerta cada día, como la familia galilea que hace dos mil diecinueve años huía de déspotas asesinos. Cuánto me alegro de tu capacidad para asumir el papel de protagonista en estos momentos en el que la gente sin escrúpulos no quiere refugiados negros en el barrio y a los que denominan maná. Cuánto me alegro que tu cortejo –así lo califica la pomposidad y el boato- sea una manifestación multitudinaria de color, de todos los colores del arco iris. Un arco de felicidad que llegue, desde el de la lejana Puerta de Córdoba, al arco de la cercana puerta del huerto de San Francisco; aquella extensa parcela del extrarradio de Carmona donde el hambre rondaba a borbotones y se suplía a base de higos chumbos, algarrobas y leche en polvo; aquel refugio de familias jornaleras que emigraban cada temporada hacia una Belén sin fronteras.


Baltasar, ha llegado tu hora. Olvídate de pregones, manifiestos y coronas. Despójate de los resortes faraónicos y dile a aquellos que se creen descendientes de Amón-Ra que tu pueblo, el elegido, sólo tiene como horizonte una tierra llamada libertad, y que esta no se conquista con disfraces ni con falsos profetas. Mañana cuando entres por las puertas de la vieja ciudadela, en honor de multitudes, acuérdate de tus orígenes, de tus ancestros, de tu legado y proclama a los cuatro vientos que sólo te postrarás ante aquel hijo de carpintero, aquel niño palestino refugiado que tuvo la suerte de llegar a ser Maestro y Rabí y que entregó su vida por sus ideales y principios espirituales resumidos en el amor al prójimo.


Primo, como no soy cura, ni profeta, ni político para pasarte la factura de rigor, y a sabiendas que los reyes, además de ser chupasangres, tenéis prioridad en Hacienda y bancos, sólo me queda enviarte el pedido, así que toma nota que mañana está ahí ya. En el balcón te dejo las botas de siempre, las Chirucas, las de gorotex, que lo mismo te sirven para faenar en el campo, para hacer deporte o para la chatarrería. Lo primero que te pido es salud, pero como vamos tirando para adelante con los achaques propios de la edad, concentra tu influencia y enchufes con los poderosos de allá arriba para depositarlas para quién tú sabes, no hace falta ser mago para conocer su nombre. Por lo demás no te preocupes, me da igual la bufanda de Burberry, la corbata de Zegna, la cartera de Yanko, la camisa de Boss, los calzoncillos de Versace, los zapatos de Vuitton, la colonia de Dolce & Gabbana… ¡Ah! Y sobre todo cuidado en tu trono que algún energúmeno puede lanzarte algo, por lo de negro… A ese ni carbón. A ese: Hiiiiiiiii..ííín ¡Caaabrón!


03

2 Comentarios

1

Merci.

escrito por Francisco Eslava Rodríguez 10/ene/19    00:20
2

Chapeau, primo de mi primo

escrito por MANUEL MARTINEZ RODRIGUEZ 06/ene/19    16:42

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
4 bran

FESTIVAL DE GOLES Y SOLIDARIDAD EN EL ANDRES JIMENEZ


Volvió a la senda de las victorias el CDF BRANDT CARMONENSE, ¡Y de qué manera!, partidazo en el derbi sevillano y victoria por 8-6 ante aproximadamente 600 espectadores en el Andrés Jiménez que presento la mejor entrada de la temporada

Comenta
San Pablo

Buen fin de semana de competición en todas las categorías del club en Dos Hermanas y San Pablo de Sevilla.

El domingo en las categorías pre-benjamin y alevín un total de 12 nadadores/as estuvieron a la altura de las circunstancias 

Comenta
01

Como te decía, amigo Sancho, allá a los lejos distingo a la que llaman de buena fe Carmonagincia; atalaya propuesta candidata como ciudad mágica por el Patronato de Magos. Atraído por su reciente fama de azarosa, vamos a acercarnos con precaución

Comenta
Guardia civil búsqueda de personas

La Guardia Civil recomienda el uso de aplicaciones para facilitar la búsqueda de desaparecidos 

En los últimos meses han sido varias las desapariciones de personas mayores en distintos municipios de la provincia 

Comenta
Promesas

Nosotros no somos capaces de recordar cuanto tiempo lleva el cartel en ese lugar, creemos que está ya mimetizado con el paisaje y simplemente es algo cotidiano a nuestro paso, el objetivo incansable del captacán ha vuelto a dar en el clavo.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados