Comentarios 1

EL MONSTRUO DEL CAMBIO por Esther Laforge

|

   EL MONSTRUO DEL CAMBIO


Tengo un problema: tiempo. Tengo demasiado tiempo para pensar, así que esa práctica de pensar me lleva a recordar, y esos recuerdos me hacen ir cada vez más atrás, cada vez viendo más detalles, más focos, más personas, más, más, más, más. Y en todos esos más hay una frase recurrente que se me viene a la mente: “el saber no ocupa lugar”. De modo que a este problema del tiempo se le une una pregunta ¿quién fue el listillo/a que me dijo eso? Porque no sólo ocupa lugar, sino que encima el saber te hace consciente, y la consciencia una vez que aparece es como tragarte a Cristian Gálvez leyendo 5 preguntas en el último segundo antes de fallar la última letra del rosco. De lo que iba la pregunta ni idea, pero de que acabas de perder 1.000.000 de euros, de eso te enteras sin problema, y si no, no pasa nada porque ya se encargan de ponerte el ¡¡Meeeg!! Que eso todo el mundo lo entiende. Un segundo después es cuando aparece la culpa viéndote a ti mismo el día anterior haciendo cualquier otra cosa excepto coger el diccionario para aprenderte las 10 últimas páginas que te faltan. ¡¡Ay, si es que debería haber estudiado!! Pues vas tarde, creo.

El caso es que como no puedo recordar al listo o lista de turno que me dijo que supiera y poder vengarme, he decidido que voy a experimentar con vosotros eso de poner en activo la consciencia, ya veremos lo que ocupa. Por lo que vamos a hablar de manías. Ya, ya lo sé, eso sólo lo tienen los demás, al resto de la humanidad nos encanta el hecho de que nos cambien alguna cosa de sitio, nuestra sangre no se pone en estado de ebullición cuando alguien coge esa taza que tenías olvidada en un rincón pero que de repente se ha vuelto tu favorita y tampoco nos molesta que alguien se siente en nuestro sitio, da igual que no lleve nuestro nombre, es nuestro y esa persona debería saberlo.


Y seguramente cada vez que descubres a alguien haciendo algunas de estas rarezas, tu mini yo se despierta de su letargo sólo para dibujarte esa sonrisilla en la cara que tu subconsciente te hace pensar que disimulas de maravilla mientras piensas: “¡qué “rarit@” eres y qué normal soy yo!” hasta que por casualidades de la vida vuestras miradas se cruzan y te percatas que esa persona está intentando disimular la misma expresión en su cara que disimulas tú en la tuya. Ahí es cuando tu mente sufre una sacudida para devolverte a la realidad y te permite darte cuenta de dos cosas: una, que eres pésimo disimulador, y dos, que acaban de meterte en el mismo saco de “los demás” del que pensabas haberte librado.

1 A YO SOY ASI ....3


Así que ya que has averiguado que el resto de la sociedad también te mete en el saco de los demás, voy a hablar de una de las manías que más me llama la atención y que cada vez que resuena en mis tímpanos no sé si es una marca publicitaria, una moda pasajera o un tic de los que se repiten más veces de las que soy capaz de pestañear: “Yo soy así, y no voy a cambiar”. No sé a vosotros, pero a mí esta frase me crea una crisis existencial hasta el punto de ser capaz de fruncir los labios al más puro estilo emoticono del Whatssap. ¿¿En serio??


Porque, ¿conocéis algo en nuestra faz de la Tierra que no sucumba al cambio? Yo no. De hecho, si nos ponemos a pensar, desde que el mundo hizo su aparición éste no ha hecho más que eso: cambiar. Primero los dinosaurios, luego los Homo Sapiens, después los seres humanos, los movimientos sísmicos que han provocado que el que podría haber sido tu vecino haya acabado siendo asiático, etc. Seguramente estarás pensando que todo esto ya lo sabes y que no encuentras qué tiene que ver eso con tu lema de “no me moverán”. Porque claro, es cierto que las cosas cambian, pero nosotros somos totalmente inmunes por tener un don especial, el cual, aunque nunca lo hemos visto actuar, notamos su presencia emanando de nuestros poros.


El problema es que todo esto no es de extrañar, ya que desde antes de tener uso de razón nos están metiendo en la cabeza que el fenómeno del cambio es la versión adulta del “Monstruo de las Galletas” y que, al igual que lo hacen los niños, nosotros también debemos taparnos la cabeza con la manta para que pase de largo. Lo peor de todo es eso, que el monstruo del cambio pasa y para cuando nos acordamos de que entre nuestras capacidades no está la de prescindir del oxígeno, salimos a la superficie para descubrir que éste se ha encargado no sólo de poner patas arriba nuestra casa, sino nuestra vida en general, y en ninguno de los dos casos hemos tenido ni voz ni voto.


Por suerte para nosotros somos seres totalmente razonables e inteligentes, así que al percatarnos de nuestra situación cogemos al toro por los cuernos, nos plantamos en casa del vecino para realizar un estudio de campo y vemos su interacción con el bicho que porta por nombre Cambio. Después de 5 minutos de observadores, nos entra la desviación profesional y comenzamos a decirle al dueño del susodicho que haga el favor de darse cuenta que tiene que ser él quien lo maneje y no al revés, pero sobre todo, en un afán de ayuda al prójimo, le hacemos una lista con todas las cosas que debe hacer para que no se pierda. ¿Y luego? Luego volvemos a casa, evitamos mirar hacia la esquina donde nuestro monstruito se entretiene cambiándonos no se sabe bien el qué y volvemos a meternos debajo de la manta de la que nunca tendríamos que haber salido, porque claro, nuestro vecino es un suertudo por tener uno al que si le da la gana lo controla a la perfección, pero el nuestro, por más que intentamos hacer cosas con él el 31 de diciembre y todos los lunes de cada mes, nunca está satisfecho.


Si llegados a este punto sólo se nos ocurre la pregunta práctica, universal y unisex del por qué nos ha tenido que tocar el monstruo más rebelde y difícil, entonces estamos de suerte, ya que la respuesta también es universal y unisex, aunque quizás menos práctica hasta que se le coja el truquillo: ha llegado la hora de jugar al póker con nuestro monstruito.


Puede que esta respuesta nos genere más incertidumbre que otra cosa, porque ¿qué tendrá que ver el póker aquí? E incluso una más importante, si no se sabe jugar ¿quién tiene tiempo de pararse a aprender? Lamentablemente, al estar leyendo esto estamos demostrando que en su día decidimos ser el primero de entre millones en colarnos en esa bolsita calentita llamada óvulo, todo muy al estilo Black Friday, por lo que desde entonces y sin saberlo, aceptamos comenzar una partida que según algunos expertos tiene una esperanza media de vida de 75 años. ¡¡Y pensabais que el Monopoly era largo, ilusos!!


Sea como sea, una vez que entramos en esa bolsita, nuestro juego da el pistoletazo de salida. Ya tenemos en nuestras manos una baraja con sus cartas y un compañero para toda la vida (tu monstruo).. No, esa cosa de la que huimos constantemente no es nuestro enemigo, ha venido porque forma parte de nosotros y está claro que no sólo tiene que jugar, sino que además él decide cómo distribuir las cartas y el ritmo del juego.

¿Entonces qué nos queda? Todo lo demás. Dentro de esa baraja hay 3 tipos de cartas: unas son las que ha decidido nuestro monstruito que forme parte de la jugada, y son inamovibles. Esto es, si eres blanco, ya puedes embadurnarte todo lo que quieras de aceite de zanahoria y achicharrarte al sol, la próxima vez que mudes piel; será blanca. Otras (valga la redundancia) están en blanco, las cuales se irán definiendo conforme vayamos moviéndonos por el mundo, es decir, ideas, creencias, costumbres, experiencias, aprendizajes, decisiones (incluida la de taparte la cabeza), emociones…invéntate lo que quieras que si sale de ti, va en este taco. Por último, lo que más nos gusta del mundo en un juego después de hacer trampas, los apreciados comodines. Este tipo de cartas lo que pretenden es que nos podamos dar un respiro de vez en cuando, porque, aunque ya sabemos que el bicho este es quien va a decidir cuándo se acaba la partida, nosotros en un momento dado podemos acelerar el ritmo (ya contaré las consecuencias de ir a marchas forzadas), por lo que, si sentimos deseos impulsivos de asesinar, de pegar puñetazos al aire o incluso de meternos dentro de esas sábanas, es el momento de utilizar este tipo de cartas para no acabar en el calabozo o con una camisa de fuerza.


Una vez que entendemos esto, la forma de jugar es fácil: una tirada tras otra, y para ello lo podemos hacer bien de forma automática, es decir, nos metemos debajo de las sábanas, pasamos turnos y que el monstruo fluya. O bien cogiendo nuestra baraja, nos cagamos en la madre que parió al bicho que da la casualidad que hemos sido nosotros y decidimos qué cartas de entre las blancas y las del comodín vamos a jugar. ¡¡Sorpresa!! El escenario, esa carta de la que no teníamos ningún tipo de control resulta ser la influenciada directamente por el tipo de jugada que hemos realizado.


Pues nada, ¡¡a jugar se ha dicho!! ¿Es, o no es una putada el saber y la consciencia, eh?


1 A YO SOY ASI...




1 Comentarios

1

Nosotros en el PVC "no entender su articulo". Nos hemos sentido tan ridículos por no captar su mensaje que hemos acudido a preguntar a un amigo Premio García Marquez, Alejandro Morellón. Lo está pensando. Un cordial saludo.

escrito por PVC 02/ene/19    23:54

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Miarma

"Acaso no pueda hablarse de un habla andaluza común porque nuestra región -comunidades autónomas y nacionalidades aparte- es rica en variantes de hablas locales, comarcales o provinciales.."

Comenta
Guardia civil

Sustrajeron el vehículo de una empresa cuando lo acababan de cargar antes del reparto

Al saberse localizados, emprendieron huída por las azoteas de El Viso del Alcor. 

Comenta
01

"De momento, soplo velas y le hago partícipe de uno de los párrafos del primer artículo escrito a finales del verano septembrino de 2002 y que hoy sigue vigente como aclaración del porqué del Matacán: «Sobre lo alto de la Puerta de Sevilla reclama la atención de cuantos reparan en observar el Alcázar de Abajo...."

Comenta
Marcar la primitiva

Un despiste por accidente puede hacer de sobra rico a quien encontró una primitiva extraviada, accidentada en fin

Comenta
01

"Amor a Roma. Si lee la frase al revés, dirá lo mismo. No aspiramos a tanto con el titular de este nuevo matacán, pero haciendo un esfuerzo podemos darnos por satisfechos de que «La memoria de Carmona» puede servir también de lectura capicúa y retitularse «Carmona en la memoria»; título que ejerce con cercanía y acierto un colectivo de buena gente en las redes sociales..."

Comenta
Haz que pase imagen 2

"El próximo 28 de abril están convocadas Elecciones Generales en España, en plural. Pero en realidad sólo hay una elección importante para ti, para mí, para cada uno de nosotr@s : tu elección, en singular, lo que tú elijas, tu trazado para pintar la España que quieres para ti, para l@s que ya estaban antes que tú y para l@s que vienen detrás..."

Comenta
Presentacion Cursos Verano UPO 2019

Hasta el 30 de agosto se celebrarán 38 seminarios, cerrando el programa académico el tradicional curso de prácticas arqueológicas sobre el terreno en una excavación de la localidad

Comenta
2 DEF N

Y es que hoy hace dos años que entré en un quirofano para comenzar a ganarle la batalla al cáncer. A la misma hora que escribo estas líneas, el Doctor Javier Valdés, cirujano del Hospital Virgen Macarena, estaba operándome junto con su equipo. Después de siete horas en el quirófano, una ileostomía y casi dos días vigilado en la sala especial postoperatoria, me trasladaron a mi habitación en la tercera planta del hospital donde me esperaba mi famila, llegué que casi no podía moverme y con el cuerpo "cortado" como le dije a la enfermera, quien me contestó con todo su arte, "no vas a traer el cuerpo cortado si te acaban de operar.....

Comenta
IMGP5000 Editar

No es nada fácil ir cumpliendo sueños en la vida, pero ella con los suyos ya ha pasado la fase inicial y va camino de ganarse a pulso el derecho de llamarse escitora. Maria del Carmen Fernández es una escritora singular e inquieta culturalmente, además de una buena emprendedora en todas las facetas de su vida.

Comenta
01 2

"Echando mano al baúl del abuelo, saco en primer lugar aquel famoso uniforme de soldadito que tenía como cuartel general el colegio salesiano, sito en la delantera de la iglesia de Santiago, con entrada principal frente a la heroica taberna de Patrana..."

Comenta
01

"Había una vez… rancataplán, cataplán… un circo… que alegraba siempre el corazón. Juntos hacemos el circo, habría que añadir a los primeros compases del nuevo espectáculo para alegrar el corazón de Carmona. A falta de programa político, ideas e ideales… micrófonos, luces, música, trofeos, medallas, abrazos y emociones; una antología magistral circense..."

Comenta
IMG 3360

En el interior de la noticia tienes el enlace al reportaje fotográfico completo del Pregón del Carnaval 2019 de Carmona a cargo del 'Coco', en el enlace podrás ver todas las fotografías o descargarlas, como prefieras. 

Comenta
Nicolas portada

"Por si no conoce a Nicolás, el de las bombonas, le apunto que es personaje muy popular en Carmona; primero, por los años que se llevó cargando y descargando las de color naranja de más de 25 kilos de peso por unidad que almacenaba Electrodomésticos Zayas -allá por la Carretera Vieja de Rafael Montesinos- hasta que su espalda dijo que ya estaba bien de tanta carga;..."

Comenta
Guardia civil búsqueda de personas

La Guardia Civil recomienda el uso de aplicaciones para facilitar la búsqueda de desaparecidos 

En los últimos meses han sido varias las desapariciones de personas mayores en distintos municipios de la provincia 

Comenta
Upo flamenco

El rector de la Universidad Pablo de Olavide, Vicente Guzmán; la consejera de Cultura, Patricia del Pozo; el alcalde de Carmona, Juan Ávila y el artista Arcángel participan en el acto que da inicio a este programa formativo

Comenta
5TM

La periodista gastronómica Evelyne Rameletfue la última invitada a la tertulia de Manolo Martínez "Comer, beber y hablar".

El encuentro tuvo lugar en el Parador de Carmona, gracias a queFrancisco Javier Moreno, director del dicho Parador, ha propiciado, con una disponibilidad inusual y un trato exquisito por su parte y la de todo el personal, que la tertulia de nuestra invitada, Evelyne, tuviera lugar en uno de los hermosos salones de los que dispone dicha instalación. Tertulia por la que han pasado ya más de 700 personas que han comido, bebido y hablado con 50 ponentes.

Comenta
3BATI

Desde Zingrin y ElArrecife Viejo, llevamos varios años organizando este tipo de actividades, junto con otros colaboradores y vecin@os de nuestro pueblo. Si tienes un hueco este domingo 10 de marzo de 2019, acércate y haz lo que te apeteza: siembra, limpia o simplemente disfruta de la compañía de quienes estaremos por allí.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados