Comentarios 1

SOFIANE por Maria del Carmen Fernández

|


Menores extranjeros no acompanados espana cuando desproteccion se multiplica 1200x630


SOFIANE


Se fue como llegó: sin avisar. Nadie sabía nada de él, salvo que venía de Marruecos. Sus compañeros lo acogieron como a uno más, y es que Sofiane se hacía querer: era educado, respetuoso, amigable… Por eso no le costó ningún trabajo hacerse de amigos en el instituto.


La primera lección de vida que les dio a los chicos y chicas de su clase fue, aproximadamente, a la semana de llegar. Un día, en hora de religión, el profesor, quizás intencionadamente, le preguntó cómo había llegado a España: “En patera, junto a mi hermano de 14 años”, respondió. Patera, esa palabra que tanto se escucha en las noticias, se adueñó del aula. Sin saberlo, estos niños y niñas de 1º de la ESO tenían en su clase a un inmigrante “ilegal”. Un chico como ellos que, a su edad, se había jugado la vida junto a su hermano, en busca de un futuro mejor o, mejor dicho, de un futuro. A partir de ahí fueron conociendo algo más de la historia de Sofiane. Según les contó, sus padres vendieron todo lo que tenían para pagar dos plazas en la patera que, con suerte, les llevaría a un país con más oportunidades para vivir dignamente. El dinero no les llegó para los cuatro.


Ya desde entonces Sofiane era más querido, si cabe, entre sus compañeros de instituto. Aun así, tuvo que soportar que algún que otro dijera de él que era un “asqueroso”, entre otras lindezas. Es muy fácil insultar a alguien que sabes que no tiene una madre o un padre que lo defienda como se merece. A pesar de ello, seguía yendo todas las mañanas contento al centro escolar.


La segunda lección de vida llegó, paradójicamente, un lunes, a quinta hora, en otra clase de religión. Mientras la mente de estos niños y niñas de 1º de la ESO estaba, posiblemente, en lo que quedaba de día lectivo, y no en otra cosa, la jefa de estudios irrumpió en el aula para pedirle a Sofiane que saliera fuera. Momentos después, este entró con lágrimas en los ojos. No era para menos. Habían llamado desde el Hogar San Juan de Ávila, lugar en el que vivían Sofiane y su hermano, para decirles a los responsables del centro educativo que iban a recoger a este alumno para llevarlo, junto a su hermano, a otro pueblo. Un nuevo traslado. Una nueva despedida. Más personas queridas a las que dejar atrás, y ningún derecho a protestar, a quejarse, a rebelarse. Ante la ley, los sentimientos no existen.


Las lágrimas, los abrazos, la incredulidad, y la dura realidad, se apoderaron de estos niños y niñas de doce años, mientras se despedían de su compañero marroquí. Ese que siempre estaba preguntando la hora porque no tenía reloj. Ese que se jugó la vida cruzando el estrecho buscando lo que ellos tenían. Ese que aceptaba todo, para ser aceptado. Ese que llegó para aprender, y se fue dando lecciones.


Actualmente Sofiane está en otro centro de acogida de un pueblo de Sevilla. Los primeros días, tanto él como su hermano, no paraban de llorar. Pero, como he dicho antes, la ley no entiende de sentimientos.


Vaciar un país para llenar otro no es la solución, lo sé. Pero mientras las cabezas pensantes del nuestro, y del resto de Europa, no encuentran una solución justa, efectiva y humana al problema de la inmigración, creo que lo mínimo que tenemos que hacer con estas criaturas, y especialmente con los niños, es tratarlos como lo que son: personas. Quizás es lo único que nos piden.



Dedicado a Sofiane y a su hermano. Ojalá la vida os regale, como mínimo, un lugar en el que vivirla con dignidad y felicidad.

2 Comentarios

1

¿Cuándo dice usted que perdimos el Protectorado de Marruecos? Si a lo mejor hasta el abuelo de esos críos era de Tudela ¡

escrito por PVC 13/dic/18    23:13
2

Que bonita reflexión M del Carmen ...tienes razón esa no es la solución ...pero cuando los ves sin nada ,sin familia sin hogar ...q menos q darles un poco de cariño y comprensión

escrito por Lola 13/dic/18    15:34

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
01

Como te decía, amigo Sancho, allá a los lejos distingo a la que llaman de buena fe Carmonagincia; atalaya propuesta candidata como ciudad mágica por el Patronato de Magos. Atraído por su reciente fama de azarosa, vamos a acercarnos con precaución

Comenta
Promesas

Nosotros no somos capaces de recordar cuanto tiempo lleva el cartel en ese lugar, creemos que está ya mimetizado con el paisaje y simplemente es algo cotidiano a nuestro paso, el objetivo incansable del captacán ha vuelto a dar en el clavo.

Comenta
Destrozos en el real

El nuevo robo se perpetró el pasado seis de enero y fue la patrulla de la Policía Local quien descubrió la puerta forzada de la escuela y avisó a su Directora de lo que había ocurrido, al mismo tiempo que puso el hecho en conocimiento de la Guardia Civil quien es la competente en estos casos para iniciar la investigación.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados