Comentarios 1

El matacán; ¡SALVE, MATER! por Francisco Eslava

|


01


¡SALVE, MATER!

Matacan logo

Hace tiempo que no te escribo. Parece que fue ayer cuando buscaba tu aliento para salvar vicisitudes. Sabes de sobra que nunca te pedí para mí, siempre lo hice para lo más cercano, como así me lo enseñaron aquellos maestros que se consagraron como tu hueste imperturbable: la de Chaminade. Sé que tienes tantas súplicas pendientes que sigo en la cola esperando favor; por ello perdí en su día la esperanza de la llamada que dicen acompaña a la fe. Y sin pausa y sin fe, te reitero mi pleitesía, ya sabes que ésta no va de reverencia, sino más bien de pacto. Y como fiel a lo pactado te pongo al día de este tu pueblo que te ama, con tan desenfrenado amor que, la mayoría de las veces, se presta a falsedad y conveniencia.


Todo cid tiene su capilla, y a ella conviene acudir de vez en cuando para compartir cuitas y dejarnos llevar por los sentimientos, sin más reparos que el silencio. Los capirotes, inciensos y costales lo dejamos para la nueva ola que sigue en el eterno medievo; el de muerte disfrazada de charanga y pandereta. Ya sabías que este ocho de septiembre no iba a ser uno más, por eso te has librado del jolgorio de las campanas que te coronan de bronce y has parado el reloj de tu relojero para compartir el encuentro. Tus más fervientes hijos se vistieron de luto y se olvidaron de ti, montaron su otro ara, su otro altar para proclamar que ese día de dolor ciudadano era proclama de jornada histórica, como si al compás de Imagine resolvieran el eterno enigma que supiste descifrar al pie del monte Calavera.


Sigues ahí, alejada de tu pueblo por mor de una estirpe que quiso siempre tenerte para ella, como en secuestro permanente, a sabiendas que la cercanía traza vínculos renovados y dependencias que, llegado el momento, se equiparan al llamado síndrome de Estocolmo. Tus insignias dejaron de ser propias de aquella valerosa judía y hebrea para convertirse en emblemas ideológicos y de vítores nacionalistas como si tu porte fuera soporte de poderes que hablan más de armas que de almas. Te sacaron tantas veces entronizada para peticiones atmosféricas de intereses varios y para conmemoraciones litúrgicas, entre joyas y coronas, que se olvidan de ti cuando la lacra social del paro sigue merodeando la ciudad desde tiempos inmemoriales, cual peste moderna, entre tus hijos menos afortunados.

02


Mater abogada, dice tu salve, esa que cantan a modo de claustro cenobial y que separa en voces hombres y mujeres; salve reiterativa, cadenciosa y monótona como si la Carmona del cinquecento repitiese entre rejas la orden de ocultar la desnudez humana ante el juicio final de la Sixtina. Siempre abogada de unos pleitos que casi siempre se decantan a favor de los poderosos. Suspiros para una generación que soportó el valle de lágrimas y ochenta años después ve como sigue en pie el otro Valle, el de los Caídos. Vuelve tus ojos a los desterrados que quieren llegar a esta tu tierra porque en la suya no queda más que la ruina, tras despojarlos siglo tras siglo de sus recursos y riqueza. Muéstrales a tus otros hijos –los que hoy tienes frente a ti y más próximos, sea en la fe con moñitos patrióticos y medallas orfebres, sea en el banquillo de gala y bajo mazas- la verdadera mirada de unos ojos que dicen misericordiosos. Ábreselos de una vez, porque a pesar de tanta luz, la casa de la Caridad, la de Carmona, sigue cerrada para aquellos tus hijos ancianos y enfermos.



¡Salve, mater! Hoy toca velar armas en la capilla de los agnósticos, de los ateos, de los deístas, de los no practicantes… Tan cercanos a los poseedores del don de la fe -discípulos y seguidores del Galileo-, que hasta su máximo representante -Francisco- dejó claro en el barrio obrero de Corviale en Roma, quién tiene la potestad de decidir en materia celestial. Quedo pues, en este día tan señalado como el de Gracia, el transmitirte mater, en silencio, por aquello que más urge por ser de lo más amado… Desde aquí, desde el ara más humilde, el ara de la vida cotidiana, el ara de los caballeros andantes, el ara … Y al oído, en tu última morada de Éfeso, te dejo entre las piedras de la iglesia interior el mensaje que tiene grabado su nombre y el tuyo: Ara Coeli. 


03

3 Comentarios

1

Llevas toda la razón. Me da repeluz el uso malntencionado que se hace de los símbolos patrios en nuestras fiestas patronales. La religión y la política no deben estar unidas, cada cosa tiene su fin y no se deben mezclar. El uso trasnochado de esos moñitos en la romería con la imagen de la Patrona sobre la bandera nacional pero no sobre la autonómica ni de la local tienen un claro mensaje de quienes manejan el Icono a su antojo y con fines políticos para propagar gratuitamente su postura ideológica. De la misma forma, esas banderolas con las letanias marianas, de un regusto facistoide tanto en el diseño como en los rótulos de las mismas. Sin embargo se obvia la bandera autonómica y la local, que aunque tampoco se deben usar para esos menesteres si se podían simultanear visto lo visto. Por otro lado, la bajada y traslado de la Imagen se hace a manos de unos cuantos que se erigen en porteadores perpétuos, sin dar opción a que nadie vaya a tocar a la Señora no sea que se contamine con las manos del populacho. Siempre esa maldita y clasista manipulación de la Imagen que cada vez aleja más a la gente y deatruye la devoción. Vaya desde aquí un tirón de orejas a la Hermandad y al parroco por permitir todos esos desfases históricos y temporales que no favorecen en nada a la devoción de un pueblo que ve como se perpetúa una oligarquía irrespetuosa y prepotente en torno a su Patrona. Qué Dios los perdone.

escrito por Nieves Rodríguez 09/sep/18    17:11
2

Tan rojo, tan rojo como los moñitos de este año. Un abrazo.

escrito por Don Francisco 09/sep/18    00:11
3

Don Francisco, es usted otro rojo de mamá pero no de papá. Bienvenido al club. La gentuza que se cree dueña de nuestra Alma Mater no tiene nombre. Un saludo.

escrito por PVC 08/sep/18    02:01

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
01

Como te decía, amigo Sancho, allá a los lejos distingo a la que llaman de buena fe Carmonagincia; atalaya propuesta candidata como ciudad mágica por el Patronato de Magos. Atraído por su reciente fama de azarosa, vamos a acercarnos con precaución

Comenta
Promesas

Nosotros no somos capaces de recordar cuanto tiempo lleva el cartel en ese lugar, creemos que está ya mimetizado con el paisaje y simplemente es algo cotidiano a nuestro paso, el objetivo incansable del captacán ha vuelto a dar en el clavo.

Comenta
Destrozos en el real

El nuevo robo se perpetró el pasado seis de enero y fue la patrulla de la Policía Local quien descubrió la puerta forzada de la escuela y avisó a su Directora de lo que había ocurrido, al mismo tiempo que puso el hecho en conocimiento de la Guardia Civil quien es la competente en estos casos para iniciar la investigación.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados