Comentarios 1

NANA Y SOLEÁ por Francisco Eslava

|


1


Nana y soleá

Matacanlogo 1

Ya que estamos en época de reflexión, de purificación y de penitencia -según el cristianismo- doy rienda suelta a la introspección para dejar huella de las inexorables batallas que a lo largo del tiempo se mantienen entre las creencias y la fe, y que a veces se confunden. Distinguirlas ayuda, sin duda, a la comprensión de nuestro intelecto. Hablo de fe y creencias fuera del ámbito religioso, con rúbrica en que la sociedad y las religiones han ahogado la fe para imponer sus creencias. Hoy se habla de progreso y de progresismo en un alarde de palabrería hueca que sólo pretende anular el discernimiento de una población abocada al encefalograma plano, a través del gesto, la imagen y la supremacía social.

Siempre he sido partidario de contrastar nuestro destino con el de los coetáneos que nos precedieron en el relevo generacional de la existencia. Así, conocí a una figura mundial que murió el mismo año de mi nacimiento: Albert Einstein. “Antes de irse” lo dejó muy claro en el hospital de Priscenton (EE.UU.): “Es de mal gusto prolongar artificialmente la vida”, mientras el que suscribe veía la luz meses después en el nº 35 de la calle Beato Juan Grande -vulgo del caño- de Carmona. De esta fe, que siempre emana del corazón, se llega a la admiración de figuras mundiales del pensamiento, y Einstein lo es tanto por su capacidad analítica como por su sensibilidad humana. Y como no, de su gran sentido del humor, del que podíamos llenar páginas y páginas.

Cuando recibimos, casi a diario, imágenes de guerra en nuestro salón llega un momento en el que la capacidad de entendimiento fracasa. Pero cuando éstas presentan a víctimas infantiles, el desgarro interior sacude nuestra alma que, sin posibilidad de respuesta, exhala un aullido de dolor propio de la salvaje manada. Ahí encuentro al Eisntein más puro: “La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices”. La infelicidad infantil podría ser un argumento a discutir dentro de la evolución humana, pero el desprecio por la vida de la infancia entra dentro de lo más execrable de nuestra especie. Ayer, día de la mujer. ¡Mujeres, parad este holocausto!


VIETNAM NIu00d1A HERIDA NAPALM

Si no hemos aprendido todavía de los mensajes de nuestros grandes pensadores y seguimos siendo rehenes de los cantamañanas que afloran a los largo del orbe, predicadores de la religión de la moneda, el capital, la banca… la Humanidad seguirá representada por las imágenes más impactantes de la realidad: el sinsentido de la palabra progreso. Imágenes que no cambian con el transcurso de los años y décadas. Repasen las que acompañan al texto, una pincelada nada más. De lo más cercano a la palpitante actualidad. Observen cómo las mismas no difieren, salvo en el espacio tiempo: 1-Victimas infantiles de los bombardeos fascistas en Madrid y Barcelona (1937). 2-Víctimas infantiles de los bombardeos norteamericanos con napal en Vietnan (1972). 3-Víctimas infantiles de los bombardeos ruso-sirios en Gotu (hace una semana).

El Word Press nos deja cada año, desde su fundación en el año de marras, la realidad de la palabra progreso. Si tuviésemos que poner letra y música a esta barbarie diaria, pongámosle acento andaluz y universal. De la mano de Federico García Lorca: “Nana, niño, nana/ del caballo grande/ que no quiso el agua. / El agua era negra…” Le pone voz el más grande del cante: Camarón. De fondo, el sonido inconfundible de la The Royal Philharmonic Orchesta. El escenario cualquier rincón del mundo donde la metralla hace estragos entre los indefensos. Y como apunte, no dejo pasar nuestro aporte más cercano para la ocasión, de la pluma ilustre de un poeta vecino y compañero: José Luis Blanco que, desde el barrio carmonense donde las callejuelas advierten que los hombres no somos na, afirma con esta soleá: “Se sueña hasta el fin la vida, / y por eso nos decimos;/ mañana será otro día/. Mañana qué día toca.



3

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
01

Como te decía, amigo Sancho, allá a los lejos distingo a la que llaman de buena fe Carmonagincia; atalaya propuesta candidata como ciudad mágica por el Patronato de Magos. Atraído por su reciente fama de azarosa, vamos a acercarnos con precaución

Comenta
Promesas

Nosotros no somos capaces de recordar cuanto tiempo lleva el cartel en ese lugar, creemos que está ya mimetizado con el paisaje y simplemente es algo cotidiano a nuestro paso, el objetivo incansable del captacán ha vuelto a dar en el clavo.

Comenta
Destrozos en el real

El nuevo robo se perpetró el pasado seis de enero y fue la patrulla de la Policía Local quien descubrió la puerta forzada de la escuela y avisó a su Directora de lo que había ocurrido, al mismo tiempo que puso el hecho en conocimiento de la Guardia Civil quien es la competente en estos casos para iniciar la investigación.

Comenta
NOTICIASPOLITICALOCALLOGO
UNIDOSPORUNMUNDOMASVERDE
Bienvenidosrefugiados